Vaginosis-Bacteriana-VB-Ginecología

Vaginosis Bacteriana, ¿Qué és? ¿Cómo tratarla?

El mal olor vaginal se asocia a una falta de higiene, pero en la mayoría de casos el verdadero causante es la vaginosis bacteriana.

Es posible que en algún momento hayas tenido algún tipo de mal olor o secreción vaginal. Aunque mantengas una higiene íntima correcta, a veces un desequilibrio en la flora vaginal puede producir una vaginosis bacteriana.

Flora vaginal. Un aliado fundamental

Una vagina sana alberga bacterias beneficiosas que forman la microbiota vaginal o flora vaginal. Las bacterias de la flora vaginal están en equilibrio entre ellas, de manera que si algún factor interno o externo modifica ese equilibrio, suelen producir algún tipo de infecciones vaginales o vaginosis bacteriana.

¿Qué es la vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana (VB) es una disbacteriosis, es decir, una alteración del equilibrio de los microorganismos de la vagina. No se considera una infección propiamente dicha, sino una patología endógena, debida al sobre-crecimiento de bacterias que habitualmente se encuentran en cantidades muy pequeñas en este medio.

Para que esto se produzca la flora vaginal tiene que haberse reducido. Estos bacilos son un importante mecanismo de defensa, sobre todo porque producen, entre otras sustancias, ácido láctico, que mantiene el ph ácido en el medio, lo cual impide el sobre-crecimiento del resto de las bacterias. También producen peróxido de hidrógeno, lo cual hace inviable el crecimiento de los anaerobios.

Sin estas defensas, las demás bacterias crecen más fácilmente, apareciendo un flujo vaginal dominado por Gadnerella vaginalis y otros anaerobios (Bacteriodes spp, Peptostreptococcus spp, Prevotella spp, Mobiluncus spp, Mycoplasma hominis, Prophyromonas spp, Atopium vaginae…).

La vaginosis bacteriana (VB) es una de las patologías infecciosas más frecuentes en la vagina de las mujeres sexualmente activas, impidiendo mantener relaciones sexuales. No se considera una infección de transmisión sexual (ITS), pero se relaciona epidemiológicamente con los primeros encuentros sexuales de una pareja heterosexual y existen cada día más estudios que la asocian a otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

Síntomas de la vaginosis bacteriana

La Vaginosis Bacteriana no siempre presenta síntomas, por eso, muchas personas no saben que la tienen. A veces los síntomas van y vienen, o son tan leves que no se perciben.

El síntoma principal de la vaginosis bacteriana es un flujo vaginal abundante y un fuerte mal olor a pescado.

El flujo puede ser de color blanco, gris apagado, verdoso o espumoso. El mal olor a pescado suele ser más notorio después de tener sexo vaginal.

Al orinar puedes sentir picor o ardor, aunque muchas personas no sienten irritación ni incomodidad.

Además de esto, algunas mujeres pueden tener vaginosis y no presentar síntomas, siendo que la infección es sólo descubierta en una consulta con el ginecólogo, especialmente en el caso de la candidiasis. Esto ocurre porque cuando la vaginosis no es tratada, el exceso de algunas bacterias crea un ambiente favorable para el crecimiento y el desarrollo de hongos, resultando en una candidiasis además de la vaginosis.

¿Por qué tengo vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana (VB) suele producirse por la bacteria Gardnerella vaginalis, que es la bacteria más común en la vagina. Tras un desequilibrio en la microbiota, esta bacteria aumenta su número desmesuradamente causando la infección y los problemas asociados.

Usar un gel de higiene íntimo no específico, duchas vaginales, espermicidas, etc., pueden modificar el pH de la vagina alterando el equilibrio de las bacterias.

¿La Vaginosis Bacteriana (VB) es una enfermedad de transmisión sexual (ETS)?

La vaginosis bacteriana no es una enfermedad de transmisión sexual (ETS), pero tener relaciones sexuales con múltiples parejas puede aumentar el riesgo de contraer esta infección, ya que el diferente pH de cada persona y situación pueden alterar el equilibrio de la vagina.

¿Por qué es necesaria la innovación en el tratamiento de la vaginosis bacteriana (VB)?

La vaginosis bacteriana suele tratarse con antibióticos orales o vaginales, aunque cada vez están apareciendo más resistencias y las infecciones se están convirtiendo en recurrentes.

El excesivo mal uso de los antibióticos ha llevado a la aparición de resistencias bacterianas, lo que ha hecho necesario la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos con probióticos de administración vaginal (colonización directa) y oral (colonización vía recto), como preventivos y coadyuvantes al tratamiento.

Estos tratamientos con probióticos están demostrando gran eficacia y ya están sustituyendo a los tratamientos farmacológicos.

vaginosis-bacteriana-actifemme-tratamiento-duo-optima-vaginal

¿Qué tratamiento puedo utilizar para la Vaginosis Bacteriana (VB)?

Actualmente el único tratamiento sinérgico del mercado Español es Actifemme® Dúo, compuesto de probióticos orales y vaginales.  Se utiliza como preventivo y coadyuvante del tratamiento farmacológico y ha demostrado una gran reducción de las reinfecciones.

El uso de Actifemme® Íntimo junto con Actifemme® Dúo en la prevención o tratamiento de vaginosis bacteriana, incrementará la eficacia, ya que Actifemme® Íntimo tiene un efecto bactericida gracias a su alta concentración en oleuropeína.

No mantengas relaciones íntimas hasta que hayas terminado el tratamiento y la infección se haya curado.

Recomendaciones en caso de Vaginosis Bacteriana (VB)

  • No mantengas relaciones sexuales hasta que hayas terminado el tratamiento y la infección se haya curado.
  • Usa condones para evitar contraer o contagiar infecciones.
  • Mantén una correcta higiene con gel íntimo específico
  • Remojarse en un baño tibio — no caliente.
  • Secar bien la zona íntima
  • Evita las duchas vaginales. Estas duchas pueden empeorar los síntomas, ya que eliminan las bacterias sanas que recubren la vagina. Estas bacterias ayudan a proteger contra la infección.
  • Evita el uso de aerosoles higiénicos, fragancias o talcos en la zona genital.
  • Utiliza toallas sanitarias y no tampones mientras tenga una infección.
  • Deja que llegue más aire a la zona genital.
  • Usa ropa suelta.
  • Use ropa interior de algodón (en lugar de sintética) o ropa interior que tenga un forro de algodón en la entrepierna. El algodón aumenta el flujo de aire y disminuye la acumulación de humedad.
  • No uses ropa interior en la noche cuando duermas.

Actifemme® Dúo, el primer tratamiento avanzado y completo para el picor vaginal, vulvovaginitis, Candidiasis vaginal.

¿Quieres acabar con la Vaginosis Bacteriana?

Venta en farmacias

ACTIFEMME DÚO

Tratamiento de Vaginosis Bacteriana:

Si deseas más información sobre picor vaginal visita:

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde