microbiota-menopausia-mujer-actifemme

La microbiota ayuda a reducir los síntomas de la menopausia

La microbiota ayuda a reducir los síntomas de la menopausia

La menopausia no llega de un día para otro. Hay un tiempo de transición llamado perimenopausia que puede permanecer unos 4 años hasta que los ovarios dejan de trabajar y la menstruación desaparece totalmente.

Durante esos años el porcentaje de estrógenos disminuye y las mujeres tienen que lidiar con síntomas como los sofocos, la sequedad vaginal y la pérdida de libido. Además de ello, la dificultad para conciliar el sueño suele ser un síntoma frecuente. Para muchas mujeres esta etapa puede ser extenuante, pero otras notan estos síntomas con mucha menor intensidad.

Estroboloma ¿qué es?

La microbiota es el grupo de organismos microscópicos que viven en nuestro interior y nos protegen de patógenos, contribuyen a regular el sistema inmune y asisten en la digestión o a sintetizar vitaminas. En esa población de microorganismos hay un grupo de bacterias llamado estroboloma que tienen la habilidad de regular la proporción de estrógenos que circulan por nuestro organismo.

  • Estos microorganismos desarrollan una enzima llamada beta-glucuronidasa que, en el intestino, transforma los estrógenos en su forma activa.
  • Con esta transformación, las bacterias del estroboloma alteran la presencia de estrógenos en sangre, generando una estrecha relación entre la microbiota intestinal, la microbiota vaginal y el volumen de estrógenos en el organismo.

microbiota-menopausia-mujer-actifemme

Salud y menopausia precoz

Un porcentaje de estrógenos adecuado es la base para una mejora de la sintomatología.

  • Un déficit de esta hormona provoca que haya una pérdida de masa ósea o que aumente el peso corporal.
  • Pero un exceso de estrógeno tampoco es bueno porque empeora la endometriosis y puede incrementar las probabilidades de cáncer de mama, de ovario y de cuello de útero.

Según el estado de nuestra microbiota, los estrógenos se activarán en mayor o menor grado. Si nuestra microbiota vaginal es equilibrada, ayudará a que los estrógenos se activen en la medida precisa. Esto es fundamental en el proceso hacia la menopausia, cuando los estrógenos empiezan a descender.

Menopausia y microbiota vaginal

La microbiota va cambiando durante la vida de la mujer, por ejemplo cosas porque los escenarios hormonales condicionarán qué clase microbiana va a predominar.

Así, veremos una microbiota muy distinta en una niña, una mujer madura o una anciana.

En la menopausia se aprecia que, de manera habitual, hay una reducción de los porcentajes de estrógeno y esto genera pérdida de heterogeneidad bacteriana.

  • Y tanto la pérdida de diversidad bacteriana como el descenso de estrógenos afectan a la microbiota vaginal que asegura la mucosa vaginal, ocasionando una atrofia vulvar y vaginal y menos moco cervical.
  • Estos cambios desarrollan un ámbito hostil en la vagina: cambia el pH y eso provoca que se pierda aún más flora vaginal. Por eso en la menopausia incrementa la sequedad vaginal y las infecciones.

Ejercicios recomendados para la menopausia

Pero si en los años de tránsito a la menopausia mantenemos una microbiota sana y, consecuentemente, un estroboloma óptimo, los estrógenos –aunque vayan descendiendo de manera natural– se mantendrán más activos y los síntomas serán inferiores.

Esto ayudará a achicar la inflamación, los sofocos, la atrofia y la sequedad vaginal, las infecciones de orina...

Cómo regular el estroboloma

Los probióticos son muy útiles para contribuir a regular el estroboloma en esta etapa de la vida de la mujer. Se sugieren los que tienen diferentes cepas de lactobacilos, dado que es una bacteria clave en la flora vaginal y una de las que más se pierden en esta etapa. Está demostrado científicamente que los probióticos con lactobacilos asisten a sostener la estabilidad de los estrógenos y a impedir la pérdida de hueso.

Alimentos que nos pueden ayudar

Los alimentos fermentados como el kéfir y la kombucha contienen probióticos que aportan bacterias beneficiosas al intestino. En paralelo, es primordial continuar una dieta diversa, rica en vegetales frescos, que son fuente de prebióticos, el alimento de las bacterias beneficiosas.


sintomas-dela-menopausia-actifemme-resd3

¿Cuánto tiempo duran los síntomas de la menopausia?

¿Cuánto tiempo duran los síntomas de la menopausia?

Seguramente te habrás preguntado si los síntomas de la menopausia como sofocos, sudores y noches sin poder dormir serán para siempre. A continuación te explicamos un poco más sobre los síntomas de la menopausia, cuanto duran y como hacer frente.

Síntomas de la menopausia ¿Cuanto tiempo duran?

La menopausia es un proceso biológico natural que marca el final de los ciclos menstruales y la función ovárica. Clínicamente, se declara un año después de la ausencia del período menstrual, como un signo natural de que los ovarios han disminuido la producción de hormonas en esta etapa de la vida. Muchas mujeres experimentan síntomas de la menopausia a mediados de los 40, pero a veces puede ser antes o incluso algunos años después.

Se trata de una combinación de signos físicos y emocionales que generalmente comienzan cuando los niveles de estrógeno disminuyen.

La duración de estos síntomas tiene un promedio de dos años, aunque muchas mujeres llegan a experimentar sofocos, sequedad vaginal, cambios de humor u otros signos posmenopáusicos durante más tiempo. Estos síntomas también pueden presentarse entre tres y cinco años antes de que comience la menopausia, dependiendo del estilo de vida y otros factores

La ausencia de la menstruación es probablemente uno de los síntomas de la menopausia más comunes, que puede traducirse incluso en menos gastos mensuales en productos de higiene, mayor estabilidad emocional y menos acné debido a los cambios hormonales.

La mayoría de las mujeres experimenta este síntoma a partir de los 40 años de edad.

Los cambios de humor son otro síntoma común de la menopausia. Estos pueden aparecer de manera repentina e intensa, por lo que los especialistas recomiendan tomarse un minuto para relajarse y respirar profundo.

Asimismo, algunas actividades como el yoga o la meditación pueden ayudar a frenar los cambios de humor y otros síntomas de la menopausia.

Por otro lado, uno de los síntomas de la menopausia que, en ocasiones, puede venir acompañado de picazón e irritación es la sequedad vaginal. La duración de este signo depende del tratamiento que se utilice para aumentar los niveles de estrógeno y la humedad en las paredes vaginales.

Algunas mujeres pueden ver interrumpido el sueño debido a la incomodidad causada por la sensación de calor (sofocos o sudores nocturnos que aparecen durante el sueño) y que causan sudoración excesiva, así como también otros síntomas colaterales como fatiga, irritabilidad o cambios de humor.

Uno de los consejos más repetidos por los especialistas para ayudar a controlar este efecto secundario de la menopausia es dormir con ropa y sábanas livianas, así como evitar el consumo del alcohol en caso de sofocos.

Al disminuir los niveles de estrógeno, el cerebro comienza a emitir señales que en ocasiones pueden traer dificultades para conciliar el sueño.

Los médicos recomiendan establecer una rutina de sueño y respetarla, para así ayudar al organismo a sentirse relajado y listo para dormir de forma ininterrumpida durante toda la noche.

La pérdida de estrógeno también puede ocasionar debilidad en el cabello, uno de los síntomas de la menopausia más comunes. Sin embargo, existen diversos tratamientos para contener la pérdida de cabello y combatir otros síntomas de la menopausia, desde champús y lociones para reforzar la fibra capilar hasta tratamientos hormonales sustitutivos.

Por último, durante la menopausia, algunas mujeres pueden quejarse de la pérdida de memoria o la incapacidad para concentrarse. Pero no te preocupes, no se trata de un problema grave, además, generalmente este síntoma desaparece por sí mismo.

sintomas-dela-menopausia-actifemme-resd3-

El aumento de peso durante la menopausia

Son muchas las mujeres que durante la menopausia experimentan un aumento de peso debido a la ralentización del metabolismo. Sin embargo, este es un síntoma con una duración temporal por lo que no hay nada de qué preocuparse.

Para disminuir el aumento de peso durante la menopausia, basta con llevar una vida más activa, salir a correr o andar varias veces por semana y mantenerte siempre hidratada, lo que mejorará notablemente la calidad de vida. Estas simples medidas pueden hacer una gran diferencia en la manera cómo tu cuerpo reacciona a los síntomas de la menopausia.

¿Qué tratamientos hay para los síntomas de la menopausia?

Actualmente el tratamiento más innovador para frenar los síntomas de la menopausia es Actifemme® RESD3 , un complemento alimenticio con Resveratrol, Vitamina E y Vitamina D3 que ayuda disminuir la frecuencia e intensidad de los sofocos causados por la menopausia.

Actifemme® RESD3 es el primer tratamiento en España con nanotecnología para tratar los sofocos de la menopausia con una tasa de éxito del 78,6% de reducción de los sofocos.

 

¿Quieres eliminar los síntomas y sofocos de la menopausia?

Actifemme® RESD3, con efecto antioxidante, cardioprotector y neuroprotector. Contribuye a mejorar los síntomas asociados a la menopausia, disminuyendo la frecuencia e intensidad de los sofocos.

Actifemme RESD3 Cardioprotector Menopausia Sofocos

Venta en farmacias

 

 

 


Sintomas dela menopausia

Síntomas de la Menopausia

Síntomas de la Menopausia y Premenopausia

Menopausia, el comienzo de una gran etapa en la mujer.

A continuación te explicamos sobre los síntomas más comunes.

Etapas de la menopausia

La menopausia es una etapa importante en la vida de las mujeres, un proceso natural de la mujer como consecuencia del agotamiento de los óvulos y el fin de los ciclos de ovulación.

La menopausia es el cese permanente de los ciclos menstruales como consecuencia de la pérdida de la función ovárica. Es la última menstruación y ocurre aproximadamente a los 50 años. Se trata de un concepto meramente clínico y puntual. Se considera premenopausia desde el inicio de las irregularidades, pero no existe todavía una afectación del nivel de estrógenos. La posmenopausia es el período que comienza a partir de la menopausia, pero no puede confirmarse hasta cumplir los siguientes 12 meses de amenorrea. Es un concepto que solamente puede delimitarse retrospectivamente. Las fases o etapas del ciclo reproductivo femenino son:

  • La menarquía es la primera menstruación de la vida de la mujer.
  • La premenopausia es el período previo a la menopausia, es decir, los últimos 3 a 7 años de edad fértil.
  • La menopausia es la última menstruación de la vida de la mujer.
  • La posmenopausia es el ciclo que comienza después de la última menstruación, es decir, después de la menopausia.
  • Posmenopausia y climaterio son sinónimos.
  • La perimenopausia es el período que abarca la premenopausia y el primer año de posmenopausia.

Cuáles son las características biológicas de la menopausia

Durante la menopausia, las mujeres suelen experimentar ciertos malestares como dolores de cabeza y sensación de fatiga. La Irritabilidad y alteraciones en el estado de ánimo son más notorias. Se presenta una mayor tendencia a estados depresivos, tristeza, apatía, dificultad de concentración, entre otros cambios.

Durante la menopausia, los ovarios de una mujer dejan de liberar óvulos. El cuerpo produce una cantidad menor de las hormonas femeninas, estrógeno y progesterona. Los menores niveles de estas hormonas causan los síntomas de menopausia. Los períodos se presentan con menos frecuencia y eventualmente cesan.

Cerca del 1 % de las mujeres experimenta la menopausia antes de los 40 años (menopausia precoz o prematura) (mayoclinic.org)

¿Cuáles son los principales síntomas de la menopausia?

Sofocos menopáusicos

Los sofocos suelen ser los síntomas de la menopausia más comunes. Son olas de calor ascendentes o descendentes que surgen del cuello, la cabeza o el pecho y se producen espasmódicamente. Simultáneamente, aparece un enrojecimiento en forma de ondas y aumenta la frecuencia cardiaca.

Los sofocos de la menopausia se generan por la reducción de la producción de estrógeno, lo que provoca una falta de regulación del termostato corporal normal. Los sofocos suelen aparecer en el período de la premenopausia y suelen durar hasta 24 meses posteriores al inicio de la menopausia. Normalmente, los síntomas tienden a desaparecer, pero cerca de un 10 % de las mujeres siguen teniendo sofocos y síntomas durante mucho tiempo. En general, la mayor incidencia de síntomas y sofocos ocurre en el año antes de la menopausia.

El primer indicio de la llegada de un sofoco suele ser una sensación de presión en la cabeza y un ligero malestar. Tras el sofoco, que suele durar entre dos y tres minutos, se produce inmediatamente una sudoración en las zonas del cuerpo afectadas. Los sofocos y las sudoraciones pertenecen al grupo de los síntomas vasomotores: síntomas directamente relacionados con un estrechamiento o un ensanchamiento de los vasos sanguíneos.

El sofoco normalmente se inicia como una sensación repentina de calor centralizado en la parte superior del tórax y la cara, pero que rápidamente se convierte en generalizada. La sensación de calor dura de dos a cuatro minutos, frecuentemente asociada con una sudoración excesiva y, en algunas ocasiones, palpitaciones, por lo que es común confundir con escalofríos, temblores y una sensación de ansiedad.

Normalmente, se producen en la transición de la premenopausia a la posmenopausia. Más del 80 % de las mujeres padecen sofocos durante la menopausia. Estos pueden producirse hasta 30 veces al día y alcanzan su punto álgido aproximadamente un año después de la menopausia.

No todas las mujeres sufren sofocos en la misma medida durante este tiempo. Estos también varían en cuanto a su intensidad y duración. Pueden aparecer a cualquier hora del día y, por tanto, también pueden perturbar el sueño por la noche. No obstante, normalmente los sofocos desaparecen al final del cambio hormonal.

Sudoración nocturna

La sudoración o sudores nocturnos son una variante de los sofocos. En algunos casos ocurren con mayor incidencia durante la noche, lo que provoca una intensa sudoración nocturna durante la fase de sueño. Pueden ocurrir 1 o más veces por la noche.

La sudoración nocturna puede conllevar: fatiga, irritabilidad, dificultad para concentrarse y cambios de humor, que pueden verse empeorados con el consumo de bebidas alcohólicas.

Alteración del sueño

Durante la transición a la menopausia, uno de los síntomas comunes que pueden presentarse es la dificultad para dormir, aunque los sudores nocturnos no sean el problema. Esto puede afectar o provocar que la mujer se sienta cansada o irritable al día siguiente.

Sequedad vaginal

El revestimiento de la vagina se compone de tejidos dependientes del estrógeno. A medida que disminuyen los niveles de estrógeno en sangre antes y durante la menopausia, lleva a un adelgazamiento del epitelio vaginal, dando como resultado atrofia vaginal (vaginitis atrófica) y síntomas de sequedad vaginal, picazón y dolor durante el acto sexual (dispareunia).

La sequedad vaginal comienza en la premenopausia, evidenciándose en el climaterio.

Cambios en el estado de ánimo

Durante el inicio de la menopausia, algunas mujeres presentan cambios en el estado de ánimo, como tristeza, dificultad para concentrarse, sensación de desinterés en las actividades normales, y dormir demasiado o tener problemas para quedarse dormidas.

Síntomas de la Menopausia

Reducción de la líbido

La fluctuación hormonal de la menopausia son las responsables de la reducción de la libido en la mujer. La propia sequedad vaginal puede originar que las relaciones sexuales sean dolorosas, que en paralelo con la reducción del aporte de sangre en la región vaginal y vulvar, puede reducir la capacidad de la mujer de obtener placer con el sexual.

Alteraciones de humor

Los niveles fluctuantes de hormonas femeninas (estrógeno) puede provocar gran variedad de estados de ánimo de la mujer en el período de la premenopausia, así como causantes de dolores de cabeza. En un mismo día, la mujer, el estado de ánimo puede oscilar entre la euforia, la ira y la tristeza, sin ningún motivo aparente.

A medida que los síntomas físicos de la menopausia se incrementan, los síntomas emocionales también tienden a serlo

Depresión menopáusica

Las mujeres premenopausias tienen dos veces más probabilidades de entrar en fases depresivas que en otras etapas de la vida. La probabilidad es mayor en aquellas que acusan síntomas severos de la premenopausia, en especial los sofocos y alteraciones del sueño.

Dolor en articulaciones

La salud de las articulaciones, tendones, ligamentos y músculos también sufre con la caída de los niveles de estrógeno. Alrededor de un 60 % de las mujeres en la premenopausia se quejan de dolor en las articulaciones. Las mujeres obesas o con sobrepeso son las que tienen más problemas.

A diferencia de muchos síntomas de la menopausia, que desaparecen en el climaterio, el dolor en las articulaciones generalmente permanece.

Perdida de cabello (alopecia menopáusica)

La salud o calidad del cabello en la mujer está relacionada con los niveles de hormonas femeninas (estrógeno) y colágeno en el organismo. La perimenopausia es la etapa en que los signos comienzan a hacerse más notables: calidad del cabello, sequedad, fragilidad y posible caída. A su misma vez, esta bajada de colágeno influye en el estado de la piel, volviéndose más seca y menos tersa.

Aumento de peso

La forma en que el cuerpo almacena grasa se altera con la bajada de los niveles de estrógeno (hormona femenina). El consumo calórico basal del cuerpo aminora, lo que conlleva que sea más fácil aumentar de peso con menos calorías.

Densidad ósea y osteoporosis

La mayoría de las mujeres en menopausia padecerá uno o más síntomas, desagradables, que llegarán a inquietarlas, hay aproximadamente un 15 % de mujeres que aunque no acusen ninguna molestia, también pueden verse afectadas a largo plazo por este déficit hormonal (la osteoporosis), y por supuesto, también hay mujeres que no presentarán ninguna sintomatología clínica a lo largo de su vida.

El ritmo de pérdida del hueso es de 1-2 % anual después de los 30 años, y hasta un 3 % después de la menopausia. Las principales complicaciones de la osteoporosis son: Aproximadamente el 25 % de mujeres de raza blanca mayores de 60 años sufren fracturas vertebrales.

La pérdida es más rápida en los tres primeros años de menopausia, se ha calculado que la pérdida inicial es de 2,5 % de masa al año para disminuir a un 0,75 % a los 3-4 años (dexeus.com).

¿Quieres eliminar los síntomas y sofocos de la menopausia? Actifemme® RESD3, uno de los principales tratamientos para la menopausia.

Actifemme® RESD3 tratamiento para la menopausia son comprimidos bucodispersables con efecto antioxidante, cardioprotector y neuroprotector que ayuda a combatir el envejecimiento celular.

 

Actifemme RESD3 Cardioprotector Menopausia Sofocos

Venta en farmacias