dieta-antiestrogenica-hormonas

Regulación hormonal a través de la dieta antiestrogénica

Dieta antiestrogénica, puede ayudar a regular las hormonas

dieta-antiestrogenica-actifemme

El sistema hormonal es una continua revolución. Sobre todo, en la menopausia se producen cambios significativos que generan una reducción de estrógenos. De este modo, la alimentación juega un papel clave en la regulación hormonal.

Las hormonas sexuales son fundamentales en la vida del hombre y la mujer. No obstante, con el paso del tiempo los cambios hormonales se agudizan, sobre todo en las mujeres. Por eso, es importante implementar una buena dieta antiestrogénica que reduzca los niveles de estrógenos. Así se mejora la salud hormonal de manera natural.

¿Cómo influyen los estrógenos en el cuerpo de la mujer?

Los estrógenos cumplen un papel positivo en la mujer. Influyen en la buena salud de los huesos, el cerebro, el corazón, el hígado, la vagina y otros tejidos. Por eso, depende de sus niveles equilibrar el estado de ánimo, el peso, la líbido, la insulina y el envejecimiento.

De hecho, el exceso de estrógenos causa síndrome premenstrual, ovarios poliquísticos, depresión, endometriosis o miomas. Igualmente, con el paso del tiempo aumenta el riesgo de cáncer de útero y de mama en la mujer.

Por eso, es fundamental regular no solo la producción de estrógenos, sino también la función que cumple su concentración en los tejidos y la calidad de su acción en las células. 

Además, es preciso evaluar la eficiencia en su eliminación del organismo. También es pertinente analizar cómo los estrógenos ambientales marcan la salud de la mujer y generan riesgo de padecer ciertas disfunciones.

¿Cuándo es importante aplicar una dieta antiestrogénica?

Implementar una alimentación más antiestrogénica es crucial en situaciones que se produzca desequilibrio hormonal. Por ejemplo, cáncer de mama, miomas, endometriosis, síndrome premenstrual, migrañas, ovarios poliquísticos o en condiciones de obesidad.

Esto se traduce en que hay que consumir más alimentos que regulen la aromatasa. Esta es una enzima que se concentra en los tejidos que necesitan estrógenos. 

De este modo, existen alimentos beneficiosos que integran inhibidores naturales de la aromatasa, como los polifenoles tipo resveratrol, los luteoprinas, protoantocianinas y flavonoides.

¿De qué se trata una dieta antiestrogénica?

dieta-antiestrogenica-hormonas

Para regular el sistema hormonal es fundamental atender algunos factores cruciales que involucren un cambio en los hábitos alimenticios. A continuación, te mencionamos los principales elementos que se deben considerar para aplicar una dieta antiestrogénica efectiva:

Regular la grasa corporal

En primer lugar, es importante evitar el sobrepeso a través de una alimentación sana que influya en el metabolismo de las grasas. Por ejemplo, el tomate y los omega-3 aumentan la producción de adiponectina, una hormona que regula el metabolismo de las grasas. 

Asimismo, se recomienda el consumo de soja con moderación, ya que reduce la producción de adiponectina. Esto ejerce un papel protector del cáncer de mama. También se deben moderar los azúcares y el alcohol. Además, es aconsejable consumir té verde, que contribuye a disminuir la grasa gracias a los polifenoles como la epigalocatequina. 

Cuidar el hígado

El hígado tiene la capacidad de convertir los estrógenos en una sustancia residual para que el riñón pueda eliminarla. De ahí la importancia de depurarse para que las disfunciones del hígado no alteren la producción de estrógenos. Por eso, es relevante aplicar una alimentación antiestrogénica depurativa.

Las bacterias del intestino son clave

Estas bacterias aseguran un buen trabajo del hígado y el intestino. Participan en la producción y eliminación de sales biliares, los derivados del colesterol y la producción y eliminación de las hormonas sexuales.

Asimismo, la microbiota intestinal es capaz de activar compuestos de determinados alimentos, como el ácido elágico de la granada, para convertirlos en inhibidores de la aromatasa. 

Finalmente, es conveniente reducir los niveles de estrés, ya que genera desequilibrio hormonal global y hepato-intestinal. Por eso, es necesario optar por productos ecológicos como las semillas de lino mascado, una infusión de pasiflora o té verde. También es recomendable consumir champiñones, frutos secos, espárragos, frutas del bosque y sésamo.

Actifemme RESD3 - ¡Combate el envejecimiento celular!
Actifemme RESD3 es un complemento alimenticio en forma de comprimidos bucodispersables, con efecto antioxidante y cardioprotector que ayuda a combatir el envejecimiento celular.

Endometriosis Actifemme Salud Femenina

8 mitos sobre la endometriosis que debes conocer

8 mitos sobre la endometriosis que debes conocer

A pesar de ser uno de los trastornos ligados a la menstruación más comunes y frecuentes, aún existen muchos mitos y dudas alrededor de la endometriosis, por lo que esta desinformación puede influir en la demora de diagnósticos.

Se cree que alrededor del 10% de las mujeres en edad fértil a nivel mundial padecen de endometriosis, siendo una completa desconocida para muchas.

Hoy vamos a derribar los nueve principales mitos sobre la endometriosis:

Endometriosis Actifemme Salud Femenina
Actifemme Salud Femenina

1.  El embarazo la cura

Aunque si puede mejorar el cuadro, el embarazo no la cura precisamente. De manera natural, el endometrio recubre la zona interna del útero, pero en cuadros de endometriosis, este tejido se muda a otros órganos como la pelvis o incluso los pulmones e hígado.

Para tratarla, el principal tratamiento es hormonal, lo que quiere decir que la mujer no tendrá la menstruación, igual que ocurre en el embarazo, por lo que los síntomas desaparecen, pero una vez se para el tratamiento o se da el parto y se detiene la lactancia materna, la regla y los síntomas vuelven.

2.  El dolor es psicológico

Las mujeres que padecen de endometriosis suelen experimentar episodios de dolor intenso, además de sufrir algunos problemas emocionales, por lo que muchas veces se les acusa de inventárselos.

Es uno de los mitos más lamentables, pues esta es una enfermedad sumamente dolorosa y grave, por lo que no existe la posibilidad de que sea inventado.

3.  Mientras más dolor, mayor gravedad

No necesariamente tiene porqué serlo, el dolor depende directamente de la zona afectada, así como la extensión misma de la enfermedad. Puede que muchas mujeres con cuadros avanzados presenten poco dolor en comparación con algunas en fase inicial.

4.  La cirugía como solución

Tanto la extirpación del útero como la histerectomía son opciones que se consideran únicamente cuando el tratamiento con fármacos no ofrece los resultados esperados.

Si bien durante la intervención se elimina la fuente desde la que el endometrio se extiende, si no se eliminan los focos existentes y se mantienen por ejemplo los de los ovarios, la enfermedad seguirá.  

5.  Los dolores por la regla son normales

Hace falta aún mucha educación para entender que la regla no es dolorosa, por lo que sufrir estos episodios tan intensos no deberían ser considerado normal.

6.  Cuesta conseguir un diagnóstico

El especialista, luego de escuchar a su paciente podrá determinar fácilmente si se trata de endometriosis o no. Los tres principales síntomas son:

  • Dolores fuertes.
  • Alteraciones en la menstruación.
  • Problemas de fertilidad.

7.  Solo afecta a mujeres después de los 20 años

Completamente falso, la endometriosis inicia en la adolescencia, por lo que mientras más rápido se inicie el tratamiento, menores riesgos hay de sufrir complicaciones.

8.  La endometriosis causa cáncer de ovario

La endometriosis hasta ahora no es considerada como una enfermedad premaligna, a pesar de que se han encontrado casos de mujeres con endometriosis que han desarrollado algunos subtipos de cáncer de ovario.


sexualidad-embarazo-mujer-salud-actifemme1

La sexualidad de la mujer durante el embarazo

La sexualidad de la mujer durante el embarazo

Uno de los grandes temores que tienen las mujeres tras la confirmación de un embarazo es saber si mantener relaciones sexuales puede o no afectar la gestación.

Desde creencias ancestrales, hasta situaciones de riesgo verdadero pueden ser algunos de los causantes de estas inquietudes. ¿Puede realmente una mujer con un embarazo sano mantener relaciones sexuales? En este artículo se despejarán algunas de estas dudas.

sexualidad-embarazo-mujer-salud-actifemme1
 

El sexo durante la gestación

Mientras la mujer vaya llevando un embarazo óptimo y el médico lo permita, las relaciones sexuales pueden ser incluso muy placenteras, hasta más que antes.

Los niveles hormonales de una mujer durante la gestación tienen la capacidad de aumentar de manera considerable su apetito sexual. La razón es que la dilatación natural de los vasos sanguíneos y el aumento de la lubricación vaginal pueden lograr en la mujer un mayor nivel de excitación.

Sin embargo, no todas las mujeres son iguales, e incluso una misma mujer suele experimentar distintas sensaciones y deseos en embarazos diferentes.

El apetito sexual en esas 40 semanas

Cada día del tiempo que dura el embarazo significa un nuevo desafío para la mujer. Son aproximadamente 9 meses en los cuales ella debe convivir con cambios hormonales que alteran el apetito sexual. ¿Como se supone deben ser esos meses de gestación?

Primer trimestre

Es habitual que durante los primeros tres meses de embarazo la mujer tenga lo que se conoce como malestares matutinos, que por lo general no son más que náuseas y vómitos, pero podrían disminuir el deseo sexual de manera significativa.

Aparte, algunas mujeres pueden sentirse más hinchadas, lo que las hace ver menos atractivas. Y de igual manera, los senos aumentan en volumen y se ponen más sensibles.

Lo más común es que durante estos días ellas sientan temor a poner en riesgo el bebé y por eso suelen ser más cautelosas, sobre todo cuando se trata de sexo.

Segundo trimestre

A partir del 4.º mes de embarazo, los usuales malestares empiezan a desaparecer y las hormonas se estabilizan, lo que se suele reflejar en un mejor humor.

Al mismo tiempo, se ven más bonitas, ya que el embarazo pasó de ser una hinchazón a mostrar una barriguita más formada y empiezan a sentirse mejor con ellas mismas.

En cuanto a los cambios fisiológicos, una mejor vascularización y lubricación vaginal las ayuda a tener orgasmos más intensos y placenteros, y esto se traduce en encuentros sexuales más deseados para ambos.

Tercer trimestre

A partir del 7.º mes empieza el período de mayor exigencia física para las futuras madres. El feto comienza a tomar volumen y causa mayor fatiga. En algunos casos la retención de líquidos las hace ver más hinchadas, por lo que se sienten incómodas con su propia apariencia y el apetito sexual disminuye.

Al sentir que el feto se va ubicando más cerca del canal vaginal, suele ser habitual el miedo a lastimarlo durante el coito. Por lo general ignoran que, sobre todo a finales del embarazo, tener relaciones sexuales puede ser muy beneficioso para inducir el parto.

No hay dos embarazos iguales

El estado de gestación es una condición excepcional en la vida de cada mujer. Aunque su cuerpo está preparado para ello, el hecho de llevar en su interior un ser en gran parte diferente de sí misma puede traer anomalías no solamente fisiológicas sino también psicológicas. El carácter de la mujer puede cambiar completamente a lo largo de esos 9 meses, y su pareja puede sentir que “no es la misma” que antes. Será esencial su capacidad de comprensión para acompañarla en ese largo viaje que significa traer un hijo al mundo.