tratamiento-candidiasis-actifemme

Tratamiento de la Candidiasis | Ginecología Actifemme

tratamiento-candidiasis-actifemme

Tratamiento de la candidiasis

El tratamiento de la candidiasis depende de la gravedad y frecuencia de la infección

Lo más importante es que el médico determine el tipo de infección que para prescribir el tratamiento más efectivo.

La candidiasis es una infección por un hongo llamado cándida albicans que casi en 90% las mujeres sufre y que se incuba en la zona externa de la vulva, pero que si no se trata de manera adecuada y oportuna, puede pasar al torrente sanguíneo causando daños más graves.

Lo primero que se debe hacer es acudir a una consulta con nuestro ginecólogo para que diagnostique si padecemos este tipo de infección y recetar el tratamiento adecuado.

¿Cómo se hace el diagnóstico?

Es una enfermedad que se determina por ciertos rasgos y señales como el enrojecimiento o secreciones de la vagina y que por lo general es atacada con tratamientos antimicóticos o antifúngicos.

Debemos conocer que ningún tipo de contaminación aparece en nuestro organismo a no ser que el sistema de defensa este débil y en el caso de la candidiasis vaginal la misma se produce cuando existen pequeños trastornos en la flora de la vagina, reproduciéndose de manera descontrolada y que a su vez generan la infección.

Una vez que acudamos al médico, este puede diagnosticar si padecemos este tipo de infección mediante:

  • Hacer una serie de preguntas referente a nuestros antecedentes médicos para conocer si ha habido infecciones vaginales en el pasado o de transmisión sexual.
  • Va a realizar un examen a los genitales externos para determinar si existen signos de infección, después coloca un espéculo en la vagina para que las paredes se mantengan abiertas y examinar al igual que el cuello uterino.
  • Es posible que se envié una muestra de fluido vaginal para que se haga un análisis y determinar cuál es el tipo de hongo que está causando la infección y que va a ayudar al médico a determinar cuál es el tratamiento más eficaz.

Distintos tratamientos

El tratamiento de la candidiasis depende de la gravedad y frecuencia de la infección y lo más importante a la hora de que el médico determine la medicina adecuada es, distinguir el tipo de infección que se padece para así combatirla de manera efectiva .

> Cuando los síntomas son leves o moderados

  • Tratamiento vaginal breve con un medicamento antifúngico por un periodo de tres a siete días, lo cual es suficiente para curar la candidiasis. Estos son medicamentos que se pueden conseguir en cremas, tabletas, supositorios y ungüentos, incluyen ingredientes como el terconazol y miconazol. Algunos son de venta libre y otros solo con el récipe médico.
  • También es posible que se utilicen medicamentos orales y de dosis única de fluconazol. En casos de síntomas más graves se recomienda tomar dos dosis únicas cada tres días para controlarlos. En casos de estar en periodo de gestación, estos son medicamentos que no se recomiendan tomar.

> Cuando los síntomas son graves o la candidiasis es de manera frecuente

  • Un tratamiento vaginal prolongado de manera diaria y por un periodo máximo de dos semanas con medicamentos antifúngicos. Después de ello el médico va a indicar una dosis única una vez por semana durante seis meses.
  • En ocasiones el médico receta múltiples dosis de medicamentos orales. Una dos o tres dosis de algún antifúngico en vez del tratamiento vaginal, sin embargo, en el periodo de gestación es un tratamiento que no se recomienda.
  • Cuando el hongo es resistente a los medicamentos antifúngicos el médico recomienda usar una cápsula de ácido bórico que se introduce en la vagina. Es importante que tengamos claro que esta cápsula no puede ser administrada vía oral ya que puede ser mortal.

Cómo prevenir la candidiasis

  • Es recomendable que utilicemos ropa interior que sea 100% algodón y no tan ajustadas.
  • No colocar ropa mojada en la zona vaginal.
  • Si nos gustan las duchas calientes o los jacuzzis no debemos utilizarlos de manera frecuente.
  • En el caso de los medicamentos como los antibióticos hay que procurar que estos se usen sin ninguna necesidad ya que los mismos debilitan el sistema inmune.
  • Una buena dieta rica en probióticos disminuye de manera considerable la recurrencia de candidiasis ya que estos favorecen el equilibrio de bacterias y hongos y mejoran el sistema inmune.

actifemme-women-science-candida-albicans-infeccion-tratamiento-picor-vulvovaginitis

No hay que dudar en acudir a una consulta ginecológica para que el especialista pueda detectar la infección y atacarla lo más pronto posible.

Fórmula dual, compuesto de Actifemme Óptima oral y Cándida vaginal. Actúa sobre los dos focos de origen.

Indicado para Candidiasis Vaginal, Vaginosis Bacteriana, Vulvovaginitis, escozor y/o picor. (Inclusive casos recurrentes)

ACTIFEMME DÚO

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde


candidiasis-actifemme-head

¿Qué es la candidiasis? | Ginecología Actifemme

candidiasis-actifemme-head

¿Qué es la candidiasis?

La candidiasis es un problema de salud tanto de hombres como mujeres.

Es una infección fúngica (micótica) causada por un género de hongos unicelulares llamado Candida.

Este género contiene alrededor de 150 especies distintas. A pesar de su número, son pocas las que afectan de manera significativa la salud de las personas.

La Candida albicans es la más patogénica en cuanto a la afectación de la salud de las personas. Sin embargo, ella no es la única, algunas como la C Krucei, C tropicalis o la C Parapsilosis, entre otras, pueden causar diversos tipos enfermedades en el organismo.

Tipos de candidiasis

Es importante aclarar que los hongos del género Candida son parte del conjunto de seres vivos que habitan en el cuerpo humano, es decir, se encuentran en forma natural en algunas partes de nuestro organismo.

La candidiasis puede crear infecciones que eventualmente afectan diversas partes del cuerpo, en la piel, uñas, boca y genitales (candidiasis vaginal) suele aparecer con frecuencia y de manera superficial. Cuando esto ocurre son de fácil tratamiento y generalmente no constituyen un peligro contra la vida de quien la padece.

Existe también candidiasis del tipo sistémica, estas suelen evolucionar hacia un estado crónico o agudo que en muchos caso son muy graves. Estas infecciones aparecen la mayoría de las veces debido a un foco endógeno del tracto gastrointestinal o respiratorio, sin que se pueda descartar a priori algún agente externo.

> De piel o cutánea

Suele afectar a personas que frecuentan lugares con altos niveles de humedad o que usan ropas ajustadas, ya que estas no permiten la ventilación adecuada de la piel.

Aparece en zonas como la ingle, axilas, glúteos y en algunos casos debajo de las mamas (en especial si son grandes), también suele aparecer en los pliegues de la piel del abdomen y espalda, sobre todo cuando la persona es obesa o anciana.

> Oral

Esta se propaga en la zonas húmedas de la boca, alrededor de los labios, sobre la lengua, el paladar y en la parte interna de las mejillas. Esto sucede generalmente a personas que están afectadas por alguna deficiencia inmunológica y lactantes.

La infección se manifiesta en forma de manchas blanquecinas que causan molestias y picor, sobre todo al consumir alimentos.

> Esofágica

Ocurre cuando la infección que está en la boca se traslada al esófago, causando una esofagitis que genera mucho dolor y dificultades para tragar, este tipo de problemas se presentan en personas adultas enfermas con SIDA, cáncer o diabetes, también a quienes están en tratamiento con fuertes antibióticos u omeprazol, entre otros medicamentos.

> Genital

Se presenta en la zona genital tanto de hombres como mujeres. Se estima que 75% todas las mujeres en el mundo, en edad reproductiva pudo padecer por lo menos una vez vulvovaginitis por candida (candidiasis vaginal) y en un 33% fue reiterada. Esta se presenta mayormente durante los períodos menstruales y el embarazo, se evidencia visualmente porque la vulva y la mucosa vaginal presenta un enrojecimiento intenso, que va desde los pliegues inguinales al periné.

Balanitis es la denominación que se da cuando la piel del pene de un individuo no circuncidado, está colonizada por candida.

En niños pequeños en el área del pañal se puede presentar una candidiasis como consecuencia de una dermatitis por contacto al no haber una higiene adecuada y un cambio de pañal frecuente.

> Sistémica o profunda

Esta ocurre cuando los hongos logran llegar torrente sanguíneo pudiendo diseminarse por todo el cuerpo. Esta es extremadamente peligrosa porque produce fallos en distintos órganos vitales del individuo, como los pulmones y el sistema nervioso central y, en peor de los casos, una infección grave generalizada que puede llegar a comprometer la vida del paciente.

candida-ginecologo-actifemme

¿Qué es la candidiasis?

Como se dijo al principio, esta es una enfermedad causada por un hongo llamado Candida Albicans que ocasiona una infección micótica capaz de crear lesiones y síntomas que van desde un malestar leve hasta crear una situación que puede comprometer la vida de una persona.

Su prevención es muy importante, una adecuada higiene personal, al igual que la sana alimentación junto con la práctica regular de ejercicios, puede ser suficiente para mantener este problema de salud alejado del organismo.

Fórmula dual, compuesto de Actifemme Óptima oral y Cándida vaginal. Actúa sobre los dos focos de origen.

Indicado para Candidiasis Vaginal, Vaginosis Bacteriana, Vulvovaginitis, escozor y/o picor. (Inclusive casos recurrentes)

ACTIFEMME DÚO

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde


sintomas-candidiasis-actifemme

Síntomas de la Candidiasis | Ginecología Actifemme

sintomas-candidiasis-actifemme

Síntomas de la candidiasis

Picor, ardor o escozor, son algunos de los síntomas de la candidiasis vaginal.

A continuación te explicamos los síntomas más comunes de la candidiasis, que pueden serte de gran ayuda para identificar y acudir al ginecólogo en caso de necesidad.

La mayoría de las mujeres en algún momento de sus vidas, han contraído infecciones, unas más graves que otras y a las cuales se les debe prestar la debida atención para así atacarlas mediante un correcto tratamiento que tiene que suministrar el médico tratante.

 

En este caso hablemos un poco de la candidiasis vaginal, ya que esta es la más recurrente entre las mujeres y cómo saber si la estamos padeciendo, veamos de qué se trata.

¿Qué es la candidiasis?

Esta es una infección que se origina a través de un hongo conocido como cándida y que afecta distintas zonas del cuerpo como la boca, piel, vagina y genitales causando molestias leves. Pero que si no se trata lo más pronto posible puede extenderse a la sangre, lo que hace que sea más peligrosa aún.

La más común es la candidiasis vaginal y que puede afectar a tres de cada cuatro mujeres. Hay que recalcar que, aunque no se considera una enfermedad de transmisión sexual, cuando se es activa sexualmente los riesgos de padecerla aumentan.

Ésta es una infección bastante frecuente y se ha comprobado que prácticamente todas las personas alguna vez en la vida pueden padecerla. De manera que, no debe sorprendernos si comenzamos a sufrirla.

¿Cuáles son los síntomas que determinan que padecemos candidiasis vaginal?

Es importante conocer los síntomas de la candidiasis vaginal para así recurrir al ginecólogo quien determinará cuál es el tratamiento indicado según la gravedad.

Estos síntomas pueden ser moderados o leves, entre los más comunes podemos mencionar:

  • Sarpullido vaginal.
  • Molestias y dolores vaginales.
  • Irritación y picazón de la vulva y vagina.
  • Secreción vaginal de aspecto húmedo y líquido.
  • Secreción de apariencia espesa, sin olor y de color blanco.
  • Ardor durante las relaciones sexuales o al orinar.
  • Inflamación o enrojecimiento de la vulva.

> Cuándo la candidiasis es compleja

En muchos casos esta es una infección que se puede complicar por múltiples razones:

  • Si estamos en etapa de gestación.
  • Sufrimos de diabetes no controlada.
  • Cuando se ha sufrido de cándida unas tres o cuatro veces en un mismo año.
  • Nuestro sistema inmune está débil debido a medicamentos o afecciones como el VIH.

¿Cuáles el momento indicado para recurrir al ginecólogo?

Es necesario acudir al médico especialista en casos de:

  • Estar experimentado alguno de los síntomas que aquí se han mencionado.
  • Si no estamos seguras de padecer candidiasis vaginal.
  • Si después de haber usado tratamientos de venta libre como supositorios o cremas antifúngicos, no hemos mejorado.
  • Si se tienen otro tipo de síntomas como enrojecimiento extenso, llagas, picazón, hinchazón, desgarros o grietas.

> ¿Cómo se hace el diagnóstico?

El ginecólogo hace un examen pélvico para detectar si existe secreción e hinchazón, probablemente use un hisopo para tomar la muestra de flujo la cual será examinada a través de un microscopio por un técnico de laboratorio y así determinar si hay un elevado crecimiento de cándida.

> ¿La pareja sexual debe recibir tratamiento?

Aunque esta no es una enfermedad de transmisión sexual, si tenemos una vida sexual activa nuestra pareja se puede contagiar durante el sexo, lo que significa que ambos deben recurrir al médico para ser examinados y tratar la infección.

¿Por qué padecemos este tipo de infecciones?

Cándida albicans es el hongo responsable de la mayoría de las infecciones vaginales de la mujer. Esto se debe a que la microbiota vaginal normal está compuesta por una mezcla de hongos entre los que se encuentra este y algunas especies de lactobacillus (estos evitan que los hongos tengan un crecimiento excesivo).

El equilibrio que existe entre los lactobacillus y los hongos suele perturbase ocasionando un crecimiento desmedido o anormal de cándida o la penetración del mismo en capas celulares más profundas de la cavidad vaginal ocasionando síntomas y signos que determinan que es una infección por hongos.

actifemme-women-science-candida-albicans-infeccion-tratamiento-picor-vulvovaginitis

> ¿Por qué existe un crecimiento excesivo de hongos?

Las causas pueden ser:

  • Gestación.
  • Tratamientos compuestos de antibióticos los cuales provocan un desequilibrio en la microbiota natural vaginal.
  • Deterioro del sistema inmune.
  • Diabetes no controlada.
  • Utilizar terapia hormonal o anticonceptivos que aumentan los niveles de estrógenos.

Como cada persona es distinta, los síntomas pueden variar de una a otra y hasta pueden ir cambiando cada vez que tenemos una nueva infección, de manera que, hay que tener mucha atención a los signos más comunes que se han mencionado, ya sean moderados, leves o complicados.

Fórmula dual, compuesto de Actifemme Óptima oral y Cándida vaginal. Actúa sobre los dos focos de origen.

Indicado para Candidiasis Vaginal, Vaginosis Bacteriana, Vulvovaginitis, escozor y/o picor. (Inclusive casos recurrentes)

ACTIFEMME DÚO

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde


Picor vaginal, escozor vulvar. Tratamiento Actifemme DUO

Tratamiento Picor vaginal y escozor vulvar | Actifemme®

Picor vaginal, escozor vulvar. Tratamiento Actifemme DUO

Tratamiento picor vaginal, prurito vulvar y escozor

Frente a una infección o picor vaginal ¿Qué tratamiento utilizar?

Existen diferentes causas que originan el escozor o picor vaginal, prurito vulvar, candidiasis vaginal y la vaginosis bacteriana en tu zona íntima. Te explicamos los tratamientos convencionales y los de nueva generación.

En más de una ocasión habrás sentido molestias o picor en la vulva. Todas las que en algún momento lo hemos padecido, sabemos que es una sensación muy incómoda y que a su misma vez nos da vergüenza comentarlo por miedo a que piensen que nuestra higiene o salud sexual no es la correcta.

 

La realidad es que es una dolencia muy común, los factores son múltiples y en la mayoría de los casos tienen una cómoda y rápida solución.

El picor vaginal o prurito vulvar, que a veces va acompañado de dolor, escozor, ardor, irritación y sequedad, es un problema que afecta a muchas mujeres y puede ser consecuencia o señal de otro problema que puede solucionarse sin complicaciones si se detecta a tiempo. Por ello es importante que se acuda al ginecólogo/a que es el profesional que mejor puede orientar sobre cómo actuar.

¿Qué tratamientos existen para el picor vaginal?

En la actualidad existen diferentes tratamientos para tratar el picor vaginal de origen bacteriano o fúngico. Desde cremas, hasta óvulos, así como tratamientos de última generación que no solo ayudan a eliminar el problema sino que también ayudan a restaurar la flora bacteriana.

A continuación te mencionamos los más utilizados.

Tratamientos convencionales


Tratamientos tópicos

Tratamiento tópicos para el picor vaginal o prurito vulvar, candidiasis o vaginosis.

En casos comunes se suele prescribir la utilización de cremas, óvulos o cápsulas antifúngicas con derivados imidazólicos (Clotrimazol, Miconazol, Ketoconazol, etc) para el tratamiento ocasional del picor.

PROS

  • Se produce un alivio en menor tiempo.

CONTRAS

  • Recurrencias de la sintomatología una vez deja de utilizarse el tratamiento, al no atacar el foco del problema.

Cápsulas orales

Las cápsulas orales con imidazólicos suele ser otro de los tratamientos mayormente utilizados con el fin eliminar los patógenos en el interior de la vagina.

PROS

  • Ataca los patógenos a nivel interno.

CONTRAS

  • No se restablece el estado natural de la vagina, por lo que es probable que el hongo se desarrolle de nuevo cuando se den las condiciones ambientales favorables.
  • Durante el embarazo debe evitarse el tratamiento de antifúngicos por vía oral.

Probióticos Orales

Según el protocolo de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), se aconseja la administración de probióticos como coadyuvantes al tratamiento de infecciones vaginales de origen bacteriano y fúngico.

Los probióticos vaginales u orales, suele ser uno de los tratamientos mayormente utilizados con el fin de restablecer el estado natural y equilibrio de la vagina.

PROS

  • Restablecen el equilibrio natural de la microbiota vaginal.

CONTRAS

  • En el caso de recurrencias 3 meses de tratamiento.

¿Por qué cuando termino el tratamiento picor vaginal vuelven los síntomas?

En primer lugar, cada persona es diferente. Además, no todos los tratamientos son igual de eficientes al no abordar el problema de igual forma. En cada caso se necesita entender el origen y el estado para que el médico pueda prescribir el tratamiento más idóneo.

Los productos convencionales, para situaciones más leves funcionan bien, pero en casos de recurrencia lo recomendable es un producto sinérgico.

Tratamientos de nueva generación


Para poner fin a la infecciones recurrentes, en PlusQuam Pharma desarrollamos Actifemme DÚO, un producto de nueva generación que permite abordar los casos de candidiasis recurrente, vaginosis bacteriana, picor vaginal, escozor vaginal y prurito vulvar.

Picor vaginal, escozor vulvar

El foco de una posible candidiasis, en ocasiones no sólo se encuentra en el interior de la vagina (área genital). También puede ser causado por un crecimiento anormal del patógeno en el intestino. En el caso de la mujer, la proximidad entre el ano y la vulva hace de conexión para la entrada de bacterias u hongos que acaban cursando en ocasiones en infecciones recurrentes.

Actifemme DÚO, es un nuevo tratamiento específico de acción sinérgica para picor vaginal, prurito vulvar, vaginosis bacteriana, y candidiasis vaginal.

Fórmula dual, compuesto de Actifemme Óptima oral y Cándida vaginal. Actúa sobre los dos focos de origen.

Indicado para Candidiasis Vaginal, Vaginosis Bacteriana, Vulvovaginitis, escozor y/o picor. (Inclusive casos recurrentes)

ACTIFEMME DÚO

El tratamiento completo y sinérgico para el picor vaginal, la vaginosis bacteriana y candidiasis vulvovaginal, trabaja los dos focos de origen.

Actifemme® DÚO es el único probiótico en el mercado que ha demostrado la acción sinérgica y se posiciona como el tratamiento más completo para tratar el picor vaginal, prurito vulvar, vulvovaginitis, candidiasis vaginal y las infecciones vaginales, que en algunos casos son recurrentes.

PROS

  • Ataca los focos de origen, vaginal e intestinal.
  • Reduce la recurrencia de infecciones.
  • Mantiene y restaura el estado natural de la microbiota vaginal e intestinal.

Tratamiento Candidiasis, escozor, Vaginosis y picor:

Más información sobre causas:

¿Quieres ser mamá? Calcula tus días fértiles:

¿Quieres perder peso? Calcula tu IMC, Calorías y Basal:

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde


picor-vaginal-causas-ginecologia-actifemme-actilife

Causas Picor vaginal y escozor vulvar | Actifemme®

¿Picor vaginal? Descubre las causas

Es posible que tengas una infección, sequedad vaginal o una enfermedad de transmisión sexual, como causas del picor vaginal.

Causas del picor vaginal y origen.

El picor vaginal es una molestia mucho más común de lo que nos pensamos, que puede o no tener una causa grave. Vamos a repasar el origen y las causas por los que esta parte del cuerpo puede experimentar este escozor tan desagradable, y las formas más eficaces de tratamiento del picor vaginal.

Candidiasis Vaginal

La candidiasis vaginal suele ser la causa más común del picor vaginal, no sólo porque el prurito vaginal es uno de los síntomas más intensos.

El picor vaginal en la candidiasis suele venir acompañado de quemazón en la región vaginal y vulvar, que puede ocurrir espontáneamente, pero que tiende a incrementarse durante la micción o el coito.

Algunos de los signos frecuentes de la candidiasis son el enrojecimiento en la vulva y flujo vaginal, que en el caso de este último, suele tener un aspecto lechoso y sin olor.

La candidiasis vaginal no es una ETS (enfermedad de transmisión sexual); las mujeres sexualmente inactivas también pueden tenerla.

Vaginosis Bacteriana

La vaginosis bacteriana es una infección bacteriana que ocurre cuando se pierde el equilibrio entre los diferentes tipos de bacterias saludables que están en la vagina y estas proliferan. Suele ser causada por una bacteria llamada Gardnerella vaginalis.

La mayoría de las mujeres con vaginosis no presenta ningún síntoma. Pero entre las que tienen, el picor vaginal no es generalmente muy intenso. El flujo vaginal con mal olor suele ser el síntoma más común.

Menopausia

El revestimiento interno de la vagina está formado por tejidos que dependen del estrógeno para mantenerse sanos. En la menopausia, la deficiencia de estrógeno hace que el epitelio vaginal se quede más delgado y frágil.

Esta fragilidad de las paredes vaginales las hace más propensas a lesiones e irritaciones y las incapacita para mantenerse húmedas, dando como resultado estos síntomas: sequedad vaginal, picor vaginal y dolor durante las relaciones sexuales.

Productos químicos irritantes

Otras causas del picor vaginal también puede ser por irritación de la vagina o de la vulva por la utilización de productos químicos. Jabón o gel íntimo que no respeta el ph, un suavizante de ropa interior o incluso papel higiénico.

Una higiene íntima inadecuada

Una higiene íntima inadecuada, entre los que se encuentran: falta de higiene personal, higiene íntima excesiva o productos que no respetan el ph vaginal. En los tres casos, puede conllevar la aparición de patógenos o irritaciones que cursan con inflamación y también son posibles causas del picor vaginal.

La mala higiene favorece la proliferación de bacterias u hongos que pueden causar irritación, especialmente en el área de la vulva.

El exceso de higiene puede causar picor, por la irritación de la vulva/vagina y por la perdida de la flora bacteriana natural de la vagina. Factor de protección contra las bacterias exteriores.

El uso de un gel íntimo no testado dermatológicamente, no sensible con el ph vaginal, puede ser otra de las causas comunes del picor vaginal.

picor-vaginal-causas-ginecologia-2-actifemme

Actifemme® Dúo, el primer tratamiento avanzado y completo para el picor vaginal, vulvovaginitis, Candidiasis vaginal.

¿Quieres acabar con el picor vaginal?

Venta en farmacias

ACTIFEMME DÚO

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde


vulvovaginitis-vaginosis-bacteriana-actifemme

Vulvovaginitis Candidiásica (VVC) ¿Qué és? | Ginecología

vulvovaginitis-vaginosis-bacteriana-actifemme

Candidiasis vaginal y Vulvovaginitis Candidiásica (VVC) ¿Qué és?

El 75% de las mujeres sufrimos candidiasis vaginal o vulvovaginitis al menos una vez en la vida y en muchos de los casos son recurrentes.

A continuación te explicamos más sobre la vulvovaginitis y el tratamiento con Actifemme

Uno de los problemas que más sufrimos las mujeres, es el picor vaginal. Una incómoda sensación que no te permite concentrarte, no puedes cruzar las piernas, es horrible y necesitas aliviar ese picor como sea rápidamente y a cualquier precio.

La mayor parte de las veces que vamos a la consulta de nuestro ginecólogo, médico de atención primaria o pedimos auxilio a nuestro farmacéutico de confianza, es debido a este tipo de picores que nos consiguen amargar el día a día.

¿Qué es la candidiasis vaginal o vulvovaginitis candidiásica (VVC)?

La candidiasis vaginal o vulvovaginitis candidiásica (VVC) es una enfermedad inflamatoria de la vagina y la vulva, producida por hongos, principalmente Cándida Álbicans.

Si tienes estos síntomas, es que sufres una candidiasis vaginal o vulvovaginitis candidiásica (VVC):

  • Aumento de la secreción vaginal: blanquecina en grumos, aspecto de yogur.
  • Escozor en genitales externos.
  • Pequeñas heridas en vulva y periné.

Aunque en este momento no tengas candidiasis vaginal, el 20% de nosotras tenemos Cándida en la microbiota vaginal normal de nuestra vagina, pero está controlada por el resto de la microbiota.

Por lo tanto, mantener un equilibrio de la microbiota vaginal es fundamental, ya que el aumento de determinados microrganismos generará infecciones.

El equilibrio de la microbiota vaginal puede alterarse por la edad, la fase del ciclo menstrual, la actividad sexual, el método anticonceptivo, la gestación, la diabetes mal controlada, el uso de antibióticos y corticoides, enfermedades inmunosupresoras, o la utilización de determinados geles de higiene íntima no específicos.

La microbiota vaginal mantiene el ecosistema vaginal estable y sano

  • Compiten con los hongos por el alimento disponible.
  • Generan sustancias que atacan a hongos y bacterias y
  • Mantienen el pH vaginal en rangos de acidez (entre 3,5 – 4,5), el cual representa el principal mecanismo de defensa frente a la colonización por patógenos.
  • Potencian la respuesta inmunitaria del organismo.

¿Por qué es necesario innovar en el tratamiento de la candidiasis vaginal o vulvovaginitis candidiásica (VVC)?

Los tratamientos convencionales no han cambiado en las últimas décadas, las resistencias han comenzado a aumentar, y se ha hecho necesaria la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos con probióticos de administración vaginal (colonización directa) y oral (colonización vía recto), como preventivos y coadyuvantes al tratamiento.

Los tratamientos con probióticos orales y vaginales combinados están demostrando gran eficacia y ya están sustituyendo a los tratamientos farmacológicos.

actifemme-women-science-candida-albicans-infeccion-tratamiento-picor-vulvovaginitis

El tratamiento ideal para la candidiasis vaginal o vulvovaginitis candidiásica (VVC), debe incluir:

  • Tratamientos orales o tópicos con clotrimazol, miconazol, ketoconazol, etc.
  • Durante el embarazo deben evitarse tratamientos por vía oral, y el tratamiento de elección es con probióticos a partir del segundo trimestre.
  • En candidiasis vaginal recidivante (4 o más infecciones al año), se deben usar probióticos orales y vaginales específicos durante al menos tres meses para estabilizar la microbiota vaginal.
  • La administración de probióticos oral y vaginales combinados como preventivos y coadyuvantes del tratamiento ha demostrado una gran reducción de las reinfecciones como Actifemme® Dúo.
  • Las reinfecciones se deben a contaminación vía recto o vía relaciones sexuales.

Actifemme® Dúo, el primer tratamiento avanzado y completo para el picor vaginal, vulvovaginitis, Candidiasis vaginal.

¿Quieres acabar con la Vulvovaginitis?

Venta en farmacias

ACTIFEMME DÚO

Tratamiento de Vulvovaginitis:

Si deseas más información sobre picor vaginal visita:

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde


articulos-actifemme

El tratamiento para Candidiasis Vaginal, Actifemme® Dúo.

articulos-actifemme

Actifemme® DÚO el tratamiento efectivo frente a vaginosis bacteriana y candidiasis vaginal

Gracias al expertise de Actifemme®, hemos desarrollado el tratamiento más efectivo para la candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana e infecciones del área genital.

A continuación te explicamos sobre el primer tratamiento sinérgico de España para infecciones vaginales recurrentes o resistentes.

¿Qué es Actifemme® Dúo?

Actifemme® Dúo es útil para prevención y coadyuvante al tratamiento de infecciones vaginales de origen bacteriano y fúngico, compuesto de Actifemme® Cándida Vaginal y Actifemme® Óptima Oral.

Actifemme® Cándida Vaginal es un producto sanitario, en forma de cápsulas vaginales, útil para la profilaxis, tratamiento y prevención de candidiasis e infecciones bacterianas urinarias y vaginales recurrentes.

Actifemme® Cándida Vaginal es útil y está indicado en todos los casos de alteración temporal del equilibrio de la microbiota urinaria y vaginal, y facilita el restablecimiento de las condiciones fisiológicas vaginales, inhibiendo el crecimiento de microorganismos patógenos responsables de vaginosis y vaginitis inespecíficas.

Actifemme® Óptima Oral es un complemento alimenticio que ayuda a mantener el equilibrio natural de la microbiota, y contribuye al mantenimiento de las mucosas en condiciones normales.

¿Qué mujeres deberían utilizar Actifemme® Dúo?

Pueden utilizar Actifemme® Dúo todas aquellas mujeres que sufran infecciones de orina o cistitis, vaginosis bacteriana (VB), vaginosis bacteriana recidivante (VBr), vulvovaginitis candidiásica (VVC), vulvovaginitis candidiásica recidivante (VVCr), vulvovaginitis no candidiásica (VV) o vulvovaginitis no candidiásica recidivante (VVr).

En caso de picor y molestias vaginales constantes, cambios preocupantes del color, olor o densidad del flujo vaginal, sangrado al orinar, recomendamos acudir al farmacéutico de confianza, médico de atención primaria o a una ginecóloga.

¿Realmente Actifemme® Dúo elimina las infecciones vaginales? (También el picor vaginal)

Si, áltamente efectivo.

Los estudios clínicos realizados con Actifemme® Dúo han demostrado la inhibición y desaparición de cándida y bacterias patógenas responsables de las infecciones vaginales.

¿Es verdad que Actifemme® Dúo es diferente?

Si.

No existe ningún producto en el mercado que haya demostrado la acción sinérgica o sumatoria del tratamiento que tiene Actifemme® Dúo con Actifemme® Cándida Vaginal y Actifemme® Óptima Oral.

El uso de Actifemme® Cándida Vaginal y Actifemme® Óptima Oral a la vez es el único que ha demostrado eficacia en la prevención y como coadyuvante al tratamiento del picor vaginal y de las infecciones vaginales de origen bacteriano y fúngico.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto Actifemme® Dúo?

El efecto de Actifemme® Dúo es inmediato, ya que desde el mismo momento en que las bacterias comienzan a colonizar la vagina, empiezan a reducir la carga bacteriana o fúngica que produce el daño vaginal.

¿Cuánto tiempo dura el efecto Actifemme® Dúo?

La carga bacteriana que inocula Actifemme® Dúo dura hasta 90 después de la última cápsula utilizada.

Este tiempo es más que suficiente para haber desaparecido toda infección bacteriana o fúngica existente en la vagina.

¿Cuándo puedo empezar a tomar Actifemme® Dúo?

Un profesional sanitario como ginecólogo, médico de cabecera o tu farmacéutico de confianza pueden recomendarte el uso de Actifemme® Dúo una vez que esté diagnosticada una infección de orina o cistitis, una vaginosis bacteriana (VB), vulvovaginitis candidiásica (VVC) o una vulvovaginitis no candidiásica (VV).

Un tratamiento con Actifemme® Dúo para mujeres que es la primera vez que tienen infección de orina o cistitis, una vaginosis bacteriana (VB), vulvovaginitis candidiásica (VVC) o una vulvovaginitis no candidiásica (VV) constará de 2 ciclos.

Para las mujeres que han tenido recurrencias, es decir, cuando se representan 4 o más episodios en un año, deben tratarse con 3 ciclos y a los 6 meses de finalizar volver a tratarse con un ciclo más.

Un ciclo de tratamiento con Actifemme® Dúo consiste en el uso a la vez de Actifemme® Cándida Vaginal y Actifemme® Óptima Oral:

  • Una vez finalizado el período menstrual, comenzar el tratamiento con Actifemme® Cándida Vaginal que consta de 10 cápsulas. Aplicar una cápsula vía vaginal por la noche antes de acostarse durante 10 días.

 

  • Una vez finalizado el período menstrual, comenzar el tratamiento con Actifemme® Óptima Oral que consta de 14 cápsulas. Tomar una cápsula oral al día entre las comidas o antes de acostarse durante 14 días.

 

Para sucesivos ciclos la pauta será la misma, el comienzo del tratamiento será el día después del último día de la menstruación.

¿En caso de no tener menstruación, cuándo debo iniciar el tratamiento con Actifemme® Dúo para las infecciones de Cándidas?

Comenzar el tratamiento el mismo día que te lo han prescrito o recomendado.
Un ciclo de tratamiento con Actifemme® Dúo consiste en el uso a la vez de Actifemme® Cándida Vaginal y Actifemme® Óptima Oral.

El tratamiento con Actifemme® Cándida Vaginal consta de 10 cápsulas. Aplicar una cápsula vía vaginal por la noche antes de acostarse durante 10 días.

El tratamiento con Actifemme® Óptima Oral consta de 14 cápsulas. Tomar una cápsula oral al día entre las comidas o antes de acostarse durante 14 días.

Para sucesivos ciclos, la pauta será, comenzar el nuevo ciclo 28 días después del inicio del primer ciclo.

¿Cuánto tiempo puedo estar tomando el tratamiento de Actifemme® Dúo para las infecciones vaginales?

Se aconseja tomar 2 ciclos de Actifemme® Dúo si es la primera vez que tienes una infección vaginal.

Para las mujeres que han tenido recurrencias, es decir, cuando se representan 4 o más episodios en un año, deben tratarse con 3 ciclos de Actifemme® Dúo y a los 6 meses de finalizar volver a tratarse con un ciclo más.

¿Puedo tomar Actifemme® Dúo junto con medicamentos?

En el caso de estar bajo un tratamiento oral para infecciones vaginales, no existe ninguna incompatibilidad de uso con Actifemme® Dúo.

En el caso de estar con un tratamiento tópico vía vaginal con antifúngicos o antibacterianos, se aconseja el uso de Actifemme® Dúo después de finalizar el tratamiento con el medicamento. Esto no es debido a incompatibilidades de acción entre ellos, sino por un motivo cronológico, debido a que ambos tratamiento se aconsejan su uso antes de acostarse.

Actifemme® Dúo es útil para prevención y coadyuvante al tratamiento de infecciones vaginales de origen bacteriano y fúngico, compuesto de Actifemme® Cándida Vaginal y Actifemme® Óptima Oral.

actifemme-candidas-tratamiento-picor-vaginal

¿Cómo debo tomar Actifemme® Dúo?

  • Un ciclo de tratamiento con Actifemme® Dúo consiste en el uso a la vez de Actifemme® Cándida Vaginal y Actifemme® Óptima Oral:
    • Una vez finalizado el período menstrual, comenzar el tratamiento con Actifemme® Cándida Vaginal que consta de 10 cápsulas. Aplicar una cápsula vía vaginal por la noche antes de acostarse durante 10 días.
    • Una vez finalizado el período menstrual, comenzar el tratamiento con Actifemme® Óptima Oral que consta de 14 cápsulas. Tomar una cápsula oral al día entre las comidas o antes de acostarse durante 14 días.
  • En caso de vaginosis bacteriana (VB), vulvovaginitis candidiásica (VVC), vulvovaginitis no candidiásica (VV) se deben realizar 2 ciclos de tratamiento, es decir, utilizar dos envases de Actifemme® Dúo.
  • En caso de vaginosis bacteriana recidivante (VBr), vulvovaginitis candidiásica recidivante (VVCr), vulvovaginitis no candidiásica recidivante (VVr) se deben realizar 3 ciclos de tratamiento, es decir, utilizar tres envases de Actifemme® Dúo. Tras el tratamiento, realizar una pausa de 6 meses y repetir un ciclo más con Actifemme® Dúo.

¿Cuál es la composición del tratamiento Actifemme® Dúo?

Actifemme® Óptima Oral es un complemento alimenticio que ayuda a mantener el equilibrio natural de la microbiota, y contribuye al mantenimiento de las mucosas en condiciones normales.

Cada cápsula oral de Actifemme® Óptima Oral contiene una combinación de bacterias probióticas a una concentración de 3×109 (UFC) y por 1,4 mg de Vitamina B2.

Las bacterias probióticas son: Lactobacillus rhamnosus LRH020 – DSM 25568, Bifidobacterium animalis lactis BL050 – DSM 25566, Lactobacillus plantarum PBS067 – DSM 24937.

Actifemme® Cándida Vaginal es un producto sanitario, en forma de cápsulas vaginales, útil para la profilaxis, tratamiento y prevención de candidiasis e infecciones bacterianas urinarias y vaginales recurrentes. Cada cápsula vaginal de Actifemme® Cándida Vaginal contiene una combinación de bacterias probióticas a una concentración de 1,5X109 UFC* de Lactobacillus plantarum DSM 24937, Lactobacillus acidophilus DSM 24936 y Lactobacillus rhamnosus DSM 25568.

¿Cuál es el motivo por el que Actifemme® Cándida Oral dispone de B2?

La Vitamina B2 o rivoflamina contribuye al mantenimiento de las mucosas en condiciones normales.

¿Debo tomar Actifemme® Dúo todos los días?

Sí, debes seguir la pauta que te haya aconsejado el profesional sanitario. Si tienes duda, ponte en contacto con nosotros.

¿Qué sucede si me olvido de tomar Actifemme® Dúo un día?

No pasa nada, el tratamiento se alargaría un día más. No se aconseja usar dos cápsulas a la vez.

¿Dónde puedo comprar el tratamiento Actifemme® Dúo para infecciones vaginales?

Actifemme® Dúo se puede comprar en farmacias y parafarmacias o a través de nuestra tienda online.

Actifemme® Dúo, el primer tratamiento avanzado y completo para el picor vaginal, vulvovaginitis, Candidiasis vaginal.

¿Quieres acabar con el picor vaginal?

Venta en farmacias

ACTIFEMME DÚO

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde


hemorroides-actifemme-pregnant

Hemorroides en el embarazo ¿Por qué aparecen?

hemorroides-actifemme-pregnant

Las hemorroides en el embarazo

Las hemorroides es una de las dolencias más frecuentes en las mujeres embarazadas.

A continuación te explicamos más sobre esta dolencia y como actuar frente a ello.

El embarazo es la causa más frecuente de la aparición de hemorroides; se cree que más del 60% la sufre a lo largo de la gestación, sobre todo en el último trimestre.

¿Sabes cuáles son las causas de las hemorroides en mujeres?

Las hemorroides es una de las patologías más frecuentes en mujeres en las diferentes etapas de su vida. Suele aparecer cuando se dilatan las venas del canal anal, ya sea de manera interna o externa.

Hay varios factores que hacen que el embarazo sea una etapa especialmente crítica para las mujeres a la hora de que las venas hemorroidales se inflamen y a veces duelan muchísimo:

  • El tamaño del útero, el aumento del tamaño y del peso del útero junto con el bebé de los últimos dos trimestres, hace que la presión que se ejerce sobre la circulación y tejido situados debajo aumente mucho, produciendo aumento inflamación de hemorroides, aparición de varices en piernas, etc.
  • El estreñimiento, el aumento de tamaño y peso del útero hace que el movimiento intestinal sea más lento, por lo que se acumula materia fecal que aumenta todavía más la presión sobre las hemorroides.
  • El aumento de la hormona progesterona, hace que las paredes venosas se relajen, permitiendo un mayor llenado de sangre lo que hace que sean más vulnerables a su transformación en hemorroides internas y externas dolorosas.

¿Qué remedios hay para las hemorroides en mujeres embarazadas?

La terapia farmacológica siempre debe estar respaldada por un profesional sanitario: médico o farmacéutico. NUNCA debes automedicarte estando embarazada.

Como terapia adicional a la farmacológica, se pueden tratar las hemorroides inflamadas con remedios caseros.

Son de aplicación diaria y sin temor a efectos secundarios a largo plazo. Ayudarán a desinflamar las venas de la zona del ano y a aliviar el dolor.

Baños de asiento: Es uno de los mejores remedios naturales. Basta con llenar la bañera con agua tibia e introducir la zona anal en la misma. Además, puedes añadir algunas plantas naturales como el aloe vera, el hamamelis o la manzanilla, tal cual o en infusión; estas vienen fenomenal para aliviar el dolor y la picazón en la zona.

Aplicar frío: Otro remedio casero que funciona muy bien es aplicar una bolsa de hielo envuelta en un paño de algodón directamente en la zona anal. El frío reducirá la hinchazón y, además, alivia la picazón y la quemazón propias de esta dolencia. Aplicar varias veces al día durante 15 a 20 minutos máximo.

Higiene: Tras la defecación, mantener una higiene óptima es indispensable para que la almorrana no vaya a más y aparezca prurito. Por lo tanto, es importante evitar que quede cualquier tipo de resto de heces en la zona anal.

Te recomendamos usar un gel de higiene íntima como Actifemme® Íntimo junto con agua tibia templada, masajeando con delicadeza, ya que la piel estará más delicada de lo normal. La limpieza siempre debes hacerla desde la vagina hacia el ano.

Es muy importante secar muy bien, sin que quede nada de humedad en la zona.

hemorroides-actifemme-pregnant

¿Qué precauciones debes tener si tienes hemorroides y estás embarazada?

Como norma general las hemorroides durante el embarazo, sólo se pueden tratar con remedios caseros, higiene con un gel de higiene íntima apto para embarazadas como Actifemme® Íntimo y paracetamol.

La zona anal, al estar muy vascularizada, absorbe rápidamente cualquier medicamento llegando a sangre muy rápidamente.

Por lo que cuantos menos medicamentos se tomen, mucho mejor, ya muchas de las pomadas tienen componentes que pueden ser dañinos para el bebé.

El uso de aumentadores del bolo alimenticio o los suavizadores de heces son los tratamientos más habituales para que no aparezcan las temidas hemorroides o almorranas.

Además, utilizar un gel de higiene íntima con pH4.5 como Actifemme® Íntimo, te puede ayudar a proteger, calmar, hidratar, desodorizar y regular el pH de la zona anal.

Actifemme® Íntimo es un gel suave, sin jabón, para el cuidado íntimo diario. Restaura y protege el equilibrio natural de la zona íntima.

Actifemme® Íntimo está enriquecido con extracto de hoja de olivo, ácido láctico, bisabolol, Aloe Vera y Laureth-9.

Actifemme® Íntimo ha sido ginecológica y dermatológicamente testado. Sin parabenos. Sin colorantes. Sin alérgenos.

Debes incluir cambios urgentes en tu dieta para favorecer la correcta evacuación de las heces. Debes aumentar el consumo de fibra, por ejemplo: legumbres, cereales o salvados, frutos secos, frutas y verduras.

Además para tener unas heces blandas de beber abundante agua, entre 1,5 y 2 litros diarios. Se puede utilizar puntualmente un suplemento de fibra o un laxante, pero con precaución ya que se pueden irritar las hemorroides.

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde


microbiota-vaginal-actifemme

Microbiota Vaginal, un aliado importante.

microbiota-vaginal-actifemme

Las bacterias de tu vagina son imprescindibles.

En la vagina de cada mujer hay un pequeño mundo habitado por miles de millones de bacterias, es lo que llamamos la microbiota vaginal (bacterias buenas).

¿La microbiota vaginal es tan importante?

En los últimos años, se ha descubierto su papel fundamental de la microbiota vaginal o bacterias buenas, en la protección de la mucosa vaginal, la producción de flujo, la estimulación de las defensas para evitar infecciones por bacterias (vaginosis bacteriana), por hongos (vulvovaginitis candidiásica o candidiasis vaginal), el aumento de la fertilidad, también se sabe que pueden ayudar a disminuir la agresividad de ciertos virus (papiloma, herpes, etc…)

¿Cómo noto que tengo la microbiota vaginal dañada?

Un desequilibrio en la microbiota vaginal, puede suponer una alteración de todos estas funciones beneficiosas, causando, sequedad vaginal, infecciones por bacterias y hongos, disminución de la fertilidad…

El 85% de la microbiota vaginal está formada por Lactobacilos, que se van adaptando de manera natural a los cambios de pH vaginal que se producen en las diferentes fases hormonales de la mujer: pubertad, menstruación, embarazo y menopausia. Una mujer sana en edad fértil suele tener un pH vaginal de 4,5.

Con una microbiota vaginal dañada, se producen candidiasis, vaginosis bacterianas, infecciones de orina o cistitis, aumento en el tiempo de recuperación de lesiones en el epitelio vaginal como consecuencia del parto o la menopausia.

¿Cómo daño a mi microbiota vaginal?

El uso de antibióticos para infecciones recurrentes, por ejemplo infecciones de orina o cistitis recurrente, puede llevar a la desaparición casi total de la microbiota vaginal quedando el epitelio vaginal desnudo y expuesto a todo tipo de daño e infecciones.

También el uso de duchas vaginales, espermicidas y ciertas prendas de ropa ajustada puede alterar la microbiota.

¿Por qué tengo continuas infecciones en mi zona íntima?

Un porcentaje altísimo, de más de 50% de las mujeres con infecciones vaginales o de orina, producida por bacterianas u hongos, sufren infecciones de repetición.

Hasta ahora se usaban de manera continua o cíclica antibióticos oral o en óvulos, que alivian momentáneamente la infección, pero varias semanas o meses después, vuelve, ya que las bacterias se han hecho resistentes o el problema real es que existe un desequilibrio de la microbiota vaginal.

¿Qué soluciones existen para ayudar a nuestra microbiota vaginal?

Actualmente PlusQuam Pharma, a través de Actifemme® y Urocran® está desarrollando productos específicos para prevenir y tratar los problemas generados por los desequilibrios de la microbiota vaginal como: candidiasis vaginal, vaginosis bacteriana, infecciones de orina o cistitis recurrente.

Una correcta higiene íntima con un gel sin jabón adaptado a las necesidades de pH de la mujer y con una composición completa, ayudará a evitar agresiones diarias que se ejercen sin darnos cuenta a lavarnos con geles no adaptados.

actifemme-resd3-bacterias-buenas-solucionactifemme-resd3-bacterias-buenas-solucion

Actifemme® Dúo, el primer tratamiento avanzado y completo para el picor vaginal, vulvovaginitis, Candidiasis vaginal.

¿Quieres acabar con el picor vaginal?

Venta en farmacias

ACTIFEMME DÚO

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde


Vaginosis-Bacteriana-VB-Ginecología

Vaginosis Bacteriana (VB) ¿Qué és? | Ginecología

Vaginosis-Bacteriana-VB-Ginecología

Vaginosis Bacteriana, síntomas y tratamiento.

El mal olor vaginal se asocia a una falta de higiene, pero en la mayoría de casos el verdadero causante es la vaginosis bacteriana.

A continuación te explicamos sobre la vaginosis bacteriana y como tratarla con Actifemme, uno de las marcas de salud femenina más valoradas por ginecólogas.

Es posible que en algún momento hayas tenido algún tipo de mal olor o secreción vaginal. Aunque mantengas una higiene íntima correcta, a veces un desequilibrio en la flora vaginal puede producir una vaginosis bacteriana.

Flora vaginal. Un aliado fundamental

Una vagina sana alberga bacterias beneficiosas que forman la microbiota vaginal o flora vaginal. Las bacterias de la flora vaginal están en equilibrio entre ellas, de manera que si algún factor interno o externo modifica ese equilibrio, suelen producir algún tipo de infecciones vaginales o vaginosis bacteriana.

¿Qué es la vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana (VB) es una disbacteriosis, es decir, una alteración del equilibrio de los microorganismos de la vagina. No se considera una infección propiamente dicha, sino una patología endógena, debida al sobre-crecimiento de bacterias que habitualmente se encuentran en cantidades muy pequeñas en este medio.

Para que esto se produzca la flora vaginal tiene que haberse reducido. Estos bacilos son un importante mecanismo de defensa, sobre todo porque producen, entre otras sustancias, ácido láctico, que mantiene el ph ácido en el medio, lo cual impide el sobre-crecimiento del resto de las bacterias. También producen peróxido de hidrógeno, lo cual hace inviable el crecimiento de los anaerobios.

Sin estas defensas, las demás bacterias crecen más fácilmente, apareciendo un flujo vaginal dominado por Gadnerella vaginalis y otros anaerobios (Bacteriodes spp, Peptostreptococcus spp, Prevotella spp, Mobiluncus spp, Mycoplasma hominis, Prophyromonas spp, Atopium vaginae…).

La vaginosis bacteriana (VB) es una de las patologías infecciosas más frecuentes en la vagina de las mujeres sexualmente activas, impidiendo mantener relaciones sexuales. No se considera una infección de transmisión sexual (ITS), pero se relaciona epidemiológicamente con los primeros encuentros sexuales de una pareja heterosexual y existen cada día más estudios que la asocian a otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

Síntomas de la vaginosis bacteriana

La Vaginosis Bacteriana no siempre presenta síntomas, por eso, muchas personas no saben que la tienen. A veces los síntomas van y vienen, o son tan leves que no se perciben.

El síntoma principal de la vaginosis bacteriana es un flujo vaginal abundante y un fuerte mal olor a pescado.

El flujo puede ser de color blanco, gris apagado, verdoso o espumoso. El mal olor a pescado suele ser más notorio después de tener sexo vaginal.

Al orinar puedes sentir picor o ardor, aunque muchas personas no sienten irritación ni incomodidad.

Además de esto, algunas mujeres pueden tener vaginosis y no presentar síntomas, siendo que la infección es sólo descubierta en una consulta con el ginecólogo, especialmente en el caso de la candidiasis. Esto ocurre porque cuando la vaginosis no es tratada, el exceso de algunas bacterias crea un ambiente favorable para el crecimiento y el desarrollo de hongos, resultando en una candidiasis además de la vaginosis.

¿Por qué tengo vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana (VB) suele producirse por la bacteria Gardnerella vaginalis, que es la bacteria más común en la vagina. Tras un desequilibrio en la microbiota, esta bacteria aumenta su número desmesuradamente causando la infección y los problemas asociados.

Usar un gel de higiene íntimo no específico, duchas vaginales, espermicidas, etc., pueden modificar el pH de la vagina alterando el equilibrio de las bacterias.

¿La Vaginosis Bacteriana (VB) es una enfermedad de transmisión sexual (ETS)?

La vaginosis bacteriana no es una enfermedad de transmisión sexual (ETS), pero tener relaciones sexuales con múltiples parejas puede aumentar el riesgo de contraer esta infección, ya que el diferente pH de cada persona y situación pueden alterar el equilibrio de la vagina.

¿Por qué es necesaria la innovación en el tratamiento de la vaginosis bacteriana (VB)?

La vaginosis bacteriana suele tratarse con antibióticos orales o vaginales, aunque cada vez están apareciendo más resistencias y las infecciones se están convirtiendo en recurrentes.

El excesivo mal uso de los antibióticos ha llevado a la aparición de resistencias bacterianas, lo que ha hecho necesario la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos con probióticos de administración vaginal (colonización directa) y oral (colonización vía recto), como preventivos y coadyuvantes al tratamiento.

Estos tratamientos con probióticos están demostrando gran eficacia y ya están sustituyendo a los tratamientos farmacológicos.

¿Qué tratamiento puedo utilizar para la Vaginosis Bacteriana (VB)?

Actualmente el único tratamiento sinérgico del mercado Español es Actifemme® Dúo, compuesto de probióticos orales y vaginales.  Se utiliza como preventivo y coadyuvante del tratamiento farmacológico y ha demostrado una gran reducción de las reinfecciones.

El uso de Actifemme® Íntimo junto con Actifemme® Dúo en la prevención o tratamiento de vaginosis bacteriana, incrementará la eficacia, ya que Actifemme® Íntimo tiene un efecto bactericida gracias a su alta concentración en oleuropeína.

No mantengas relaciones íntimas hasta que hayas terminado el tratamiento y la infección se haya curado.

Recomendaciones en caso de Vaginosis Bacteriana (VB)

  • No mantengas relaciones sexuales hasta que hayas terminado el tratamiento y la infección se haya curado.
  • Usa condones para evitar contraer o contagiar infecciones.
  • Mantén una correcta higiene con gel íntimo específico
  • Remojarse en un baño tibio — no caliente.
  • Secar bien la zona íntima
  • Evita las duchas vaginales. Estas duchas pueden empeorar los síntomas, ya que eliminan las bacterias sanas que recubren la vagina. Estas bacterias ayudan a proteger contra la infección.
  • Evita el uso de aerosoles higiénicos, fragancias o talcos en la zona genital.
  • Utiliza toallas sanitarias y no tampones mientras tenga una infección.
  • Deja que llegue más aire a la zona genital.
  • Usa ropa suelta.
  • Use ropa interior de algodón (en lugar de sintética) o ropa interior que tenga un forro de algodón en la entrepierna. El algodón aumenta el flujo de aire y disminuye la acumulación de humedad.
  • No uses ropa interior en la noche cuando duermas.

Actifemme® Dúo, el primer tratamiento avanzado y completo para el picor vaginal, vulvovaginitis, Candidiasis vaginal.

¿Quieres acabar con la Vaginosis Bacteriana?

Venta en farmacias

ACTIFEMME DÚO

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde