Vaginosis-Bacteriana-VB-Ginecología

Vaginosis Bacteriana (VB) ¿Qué és? | Ginecología

Vaginosis-Bacteriana-VB-Ginecología

Vaginosis Bacteriana, síntomas y tratamiento.

El mal olor vaginal se asocia a una falta de higiene, pero en la mayoría de casos el verdadero causante es la vaginosis bacteriana.

A continuación te explicamos sobre la vaginosis bacteriana y como tratarla con Actifemme, uno de las marcas de salud femenina más valoradas por ginecólogas.

Es posible que en algún momento hayas tenido algún tipo de mal olor o secreción vaginal. Aunque mantengas una higiene íntima correcta, a veces un desequilibrio en la flora vaginal puede producir una vaginosis bacteriana.

Flora vaginal. Un aliado fundamental

Una vagina sana alberga bacterias beneficiosas que forman la microbiota vaginal o flora vaginal. Las bacterias de la flora vaginal están en equilibrio entre ellas, de manera que si algún factor interno o externo modifica ese equilibrio, suelen producir algún tipo de infecciones vaginales o vaginosis bacteriana.

¿Qué es la vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana (VB) es una disbacteriosis, es decir, una alteración del equilibrio de los microorganismos de la vagina. No se considera una infección propiamente dicha, sino una patología endógena, debida al sobre-crecimiento de bacterias que habitualmente se encuentran en cantidades muy pequeñas en este medio.

Para que esto se produzca la flora vaginal tiene que haberse reducido. Estos bacilos son un importante mecanismo de defensa, sobre todo porque producen, entre otras sustancias, ácido láctico, que mantiene el ph ácido en el medio, lo cual impide el sobre-crecimiento del resto de las bacterias. También producen peróxido de hidrógeno, lo cual hace inviable el crecimiento de los anaerobios.

Sin estas defensas, las demás bacterias crecen más fácilmente, apareciendo un flujo vaginal dominado por Gadnerella vaginalis y otros anaerobios (Bacteriodes spp, Peptostreptococcus spp, Prevotella spp, Mobiluncus spp, Mycoplasma hominis, Prophyromonas spp, Atopium vaginae…).

La vaginosis bacteriana (VB) es una de las patologías infecciosas más frecuentes en la vagina de las mujeres sexualmente activas, impidiendo mantener relaciones sexuales. No se considera una infección de transmisión sexual (ITS), pero se relaciona epidemiológicamente con los primeros encuentros sexuales de una pareja heterosexual y existen cada día más estudios que la asocian a otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

Síntomas de la vaginosis bacteriana

La Vaginosis Bacteriana no siempre presenta síntomas, por eso, muchas personas no saben que la tienen. A veces los síntomas van y vienen, o son tan leves que no se perciben.

El síntoma principal de la vaginosis bacteriana es un flujo vaginal abundante y un fuerte mal olor a pescado.

El flujo puede ser de color blanco, gris apagado, verdoso o espumoso. El mal olor a pescado suele ser más notorio después de tener sexo vaginal.

Al orinar puedes sentir picor o ardor, aunque muchas personas no sienten irritación ni incomodidad.

Además de esto, algunas mujeres pueden tener vaginosis y no presentar síntomas, siendo que la infección es sólo descubierta en una consulta con el ginecólogo, especialmente en el caso de la candidiasis. Esto ocurre porque cuando la vaginosis no es tratada, el exceso de algunas bacterias crea un ambiente favorable para el crecimiento y el desarrollo de hongos, resultando en una candidiasis además de la vaginosis.

¿Por qué tengo vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana (VB) suele producirse por la bacteria Gardnerella vaginalis, que es la bacteria más común en la vagina. Tras un desequilibrio en la microbiota, esta bacteria aumenta su número desmesuradamente causando la infección y los problemas asociados.

Usar un gel de higiene íntimo no específico, duchas vaginales, espermicidas, etc., pueden modificar el pH de la vagina alterando el equilibrio de las bacterias.

¿La Vaginosis Bacteriana (VB) es una enfermedad de transmisión sexual (ETS)?

La vaginosis bacteriana no es una enfermedad de transmisión sexual (ETS), pero tener relaciones sexuales con múltiples parejas puede aumentar el riesgo de contraer esta infección, ya que el diferente pH de cada persona y situación pueden alterar el equilibrio de la vagina.

¿Por qué es necesaria la innovación en el tratamiento de la vaginosis bacteriana (VB)?

La vaginosis bacteriana suele tratarse con antibióticos orales o vaginales, aunque cada vez están apareciendo más resistencias y las infecciones se están convirtiendo en recurrentes.

El excesivo mal uso de los antibióticos ha llevado a la aparición de resistencias bacterianas, lo que ha hecho necesario la investigación y desarrollo de nuevos tratamientos con probióticos de administración vaginal (colonización directa) y oral (colonización vía recto), como preventivos y coadyuvantes al tratamiento.

Estos tratamientos con probióticos están demostrando gran eficacia y ya están sustituyendo a los tratamientos farmacológicos.

¿Qué tratamiento puedo utilizar para la Vaginosis Bacteriana (VB)?

Actualmente el único tratamiento sinérgico del mercado Español es Actifemme® Dúo, compuesto de probióticos orales y vaginales.  Se utiliza como preventivo y coadyuvante del tratamiento farmacológico y ha demostrado una gran reducción de las reinfecciones.

El uso de Actifemme® Íntimo junto con Actifemme® Dúo en la prevención o tratamiento de vaginosis bacteriana, incrementará la eficacia, ya que Actifemme® Íntimo tiene un efecto bactericida gracias a su alta concentración en oleuropeína.

No mantengas relaciones íntimas hasta que hayas terminado el tratamiento y la infección se haya curado.

Recomendaciones en caso de Vaginosis Bacteriana (VB)

  • No mantengas relaciones sexuales hasta que hayas terminado el tratamiento y la infección se haya curado.
  • Usa condones para evitar contraer o contagiar infecciones.
  • Mantén una correcta higiene con gel íntimo específico
  • Remojarse en un baño tibio — no caliente.
  • Secar bien la zona íntima
  • Evita las duchas vaginales. Estas duchas pueden empeorar los síntomas, ya que eliminan las bacterias sanas que recubren la vagina. Estas bacterias ayudan a proteger contra la infección.
  • Evita el uso de aerosoles higiénicos, fragancias o talcos en la zona genital.
  • Utiliza toallas sanitarias y no tampones mientras tenga una infección.
  • Deja que llegue más aire a la zona genital.
  • Usa ropa suelta.
  • Use ropa interior de algodón (en lugar de sintética) o ropa interior que tenga un forro de algodón en la entrepierna. El algodón aumenta el flujo de aire y disminuye la acumulación de humedad.
  • No uses ropa interior en la noche cuando duermas.

Actifemme® Dúo, el primer tratamiento avanzado y completo para el picor vaginal, vulvovaginitis, Candidiasis vaginal.

¿Quieres acabar con la Vaginosis Bacteriana?

Venta en farmacias

ACTIFEMME DÚO

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde

Nothing found.


Sintomas dela menopausia

Síntomas de la Menopausia

Sintomas dela menopausia

Síntomas de la Menopausia y Premenopausia

Menopausia, el comienzo de una gran etapa en la mujer.

A continuación te explicamos sobre los síntomas más comunes.

La menopausia y sus síntomas

La menopausia es una etapa importante en la vida de las mujeres, un proceso natural de la mujer como consecuencia del agotamiento de los óvulos y el fin de los ciclos de ovulación

La menopausia es el cese permanente de los ciclos menstruales como consecuencia de la pérdida de la función ovárica. Es la última menstruación y ocurre aproximadamente a los 50 años. Se trata de un concepto meramente clínico y puntual. Se considera premenopausia desde el inicio de las irregularidades, pero no existe todavía una afectación del nivel de estrógenos. La posmenopausia es el período que comienza a partir de la menopausia, pero no puede confirmarse hasta cumplir los siguientes 12 meses de amenorrea. Es un concepto que sólo puede delimitarse retrospectivamente.

Las fases o etapas del ciclo reproductivo femenino son:

  • La menarquía es la primera menstruación de la vida de la mujer.
  • La premenopausia es el periodo previo a la menopausia, es decir, los últimos 3 a 7 años de edad fértil.
  • La menopausia es la última menstruación de la  vida de la mujer.
  • La postmenopausia es el ciclo que comienza después de la última menstruación, es decir, después de la menopausia. Postmenopausia y climaterio son sinónimos
  • La perimenopausia es el período que abarca la pre menopausia y el primer año de postmenopausia.

¿Cuáles son los principales síntomas?

SOFOCOS MENOPÁUSICOS

Los sofocos suelen ser los síntomas de la menopausia más comunes. Son olas de calor ascendentes o descendentes que surgen del cuello, la cabeza o el pecho y se producen espasmódicamente. Simultáneamente aparece un enrojecimiento en forma de ondas y aumenta la frecuencia cardiaca.

Los sofocos de la menopausia se generan por la reducción de la producción de estrógeno, lo que provoca una falta de  regulación del termostato corporal normal. Los sofocos suelen aparecer en el período de la pre-menopausia y suelen durar hasta 24 meses posteriores al inicio de la menopausia. Normalmente los síntomas tienden a desaparecer, pero cerca de un 10% de las mujeres siguen teniendo sofocos y síntomas durante mucho tiempo. En general la mayor incidencia de síntomas y sofocos  ocurre en el año antes de la menopausia.

El primer indicio de la llegada de un sofoco suele ser una sensación de presión en la cabeza y un ligero malestar. Tras el sofoco, que suele durar entre dos y tres minutos, se produce inmediatamente una sudoración en las zonas del cuerpo afectadas. Los sofocos y las sudoraciones pertenecen al grupo de los síntomas vasomotores: síntomas directamente relacionados con un estrechamiento o un ensanchamiento de los vasos sanguíneos.

El sofoco normalmente se inicia como una sensación repentina de calor centralizado en la parte superior del tórax y la cara, pero que rápidamente se convierte en generalizada. La sensación de calor dura de dos a cuatro minutos, frecuentemente asociada con una sudoración excesiva y, en algunas ocasiones palpitaciones, por lo que es común confundir con escalofríos, temblores y una sensación de ansiedad.

Normalmente se producen en la transición de la premenopausia a la posmenopausia. Más del 80% de las mujeres padecen sofocos durante la menopausia. Estos pueden producirse hasta 30 veces al día y alcanzan su punto álgido aproximadamente un año después de la menopausia.

No todas las mujeres sufren sofocos en la misma medida durante este tiempo. Estos también varían en cuanto a su intensidad y duración. Pueden aparecer a cualquier hora del día y, por tanto, también pueden perturbar el sueño por la noche. No obstante, normalmente los sofocos desaparecen al final del cambio hormonal.

SUDORACIÓN NOCTURNA

La sudoración o sudores nocturnos son una variante de los sofocos. En algunos casos ocurren con mayor incidencia durante la noche, lo que provoca una intensa sudoración nocturna durante la fase de sueño. Pueden ocurrir 1 o más veces por la noche.

La sudoración nocturna puede conllevar: fatiga, irritabilidad, dificultad para concentrarse y cambios de humor, que pueden verse empeorados con el consumo de bebidas alcohólicas.

TRASTORNOS DEL SUEÑO

Durante la transición a la menopausia, uno de los síntomas comunes que pueden presentarse es la dificultad para dormir, aunque los sudores nocturnos no sean el problema. Esto puede afectar o provocar que la mujer se sienta cansada o irritable al día siguiente.

 

SEQUEDAD VAGINAL

El revestimiento de la vagina se compone de tejidos dependientes del estrógeno. A medida que disminuyen los niveles de estrógeno en sangre antes y durante la menopausia, lleva a un adelgazamiento del epitelio vaginal, resultando en atrofia vaginal (vaginitis atrófica) y síntomas de sequedad vaginal, picazón y dolor durante el acto sexual (dispareunia).

La sequedad vaginal comienza en la premenopausia, evidenciándose en el climaterio.

 

CAMBIOS EN EL ESTADO DE ÁNIMO

Durante el inicio de la menopausia, algunas mujeres presentan cambios en el estado de ánimo, como tristeza, dificultad para concentrarse, sensación de desinterés en las actividades normales, y dormir demasiado o tener problemas para quedarse dormidas.

Actifemme® RESD3, el primer tratamiento para los síntomas de la menopausia con nanotecnología que frena los sofocos.

¿Quieres eliminar los síntomas y sofocos de la menopausia?

Venta en farmacias

ACTIFEMME RESD3

REDUCCIÓN DE LA LIBIDO

Las fluctuación hormonal de la menopausia son las responsables de la reducción de la libido en la mujer. La propia sequedad vaginal puede originar que las relaciones sexuales sean dolorosas, que en paralelo con la reducción del aporte de sangre en la región vaginal y vulvar, puede reducir la capacidad de la mujer de obtener placer con el sexual.

 

ALTERACIONES DE HUMOR

Los niveles fluctuantes de hormonas femeninas (estrógeno) puede provocar gran variedad de estados de ánimo de la mujer en el periodo de la premenopausia así como causantes de dolores de cabeza. En un mismo día, la mujer el estado de ánimo puede oscilar entre la euforia, la ira y la tristeza, sin ningún motivo aparente.
A medida que los síntomas físicos de la menopausia se incrementan, los síntomas emocionales también tienden a serlo

DEPRESIÓN MENOPÁUSICA

Las mujeres premenopáusicas tienen dos veces más probabilidades de entrar en fases depresivas que en otras etapas de la vida. La probabilidad es mayor en aquellas que acusan síntomas severos de la premenopausia, en especial los sofocos y alteraciones del sueño.

DOLOR EN LAS ARTICULACIONES

La salud de las articulaciones, tendones, ligamentos y músculos también sufre con la caída de los niveles de estrógeno. Alrededor de un 60% de las mujeres en la premenopausia se quejan de dolor en las articulaciones. Las mujeres obesas o con sobrepeso son las que tienen más problemas.

A diferencia de muchos síntomas de la menopausia, que desaparecen en el climaterio, el dolor en las articulaciones generalmente permanece.

PÉRDIDA DE CABELLO (alopecia menopáusica)

La salud o calidad del cabello en la mujer está relacionada con los niveles de hormonas femeninas (estrógeno) y colágeno en el organismo. La perimenopausia es la etapa en que los signos comienzan a hacerse más notables: calidad del cabello, sequedad, fragilidad y posible caída. A su misma vez, esta bajada de colágeno influye en el estado de la piel, volviéndose más seca y menos tersa.

AUMENTO DE PESO

La forma en que el cuerpo almacena grasa se altera con la bajada de los niveles de estrógeno (hormona femenina). El consumo calórico basal del cuerpo aminora, lo que conlleva que sea más fácil aumentar de peso con menos calorías.

Tratamiento Sofocos Menopausia:

También te puede interesar (Síntomas de la Menopausia):

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde

Nothing found.


Todo lo que necesitas saber sobre la menopausia

¿Entraste en la menopausia?

No te preocupes, la menopausia si se sabe llevar, puede ser una gran etapa para la mujer. En Actifemme® somos conscientes, por ello te explicamos todo lo que necesitas saber sobre Actifemme® Menopausia

¿Qué es Actifemme® Menopausia?

Actifemme® Menopausia es fórmula única y exclusiva, que aporta lo que la mujer necesita en esta etapa de la vida.

Actifemme® Menopausia mejora los niveles de vitaminas y minerales necesarios durante la menopausia y nutre la microbiota intestinal dañada por los cambios hormonales, evitando el estreñimiento.

La presentación de Actifemme® Menopausia es de 30 comprimidos.

¿Qué mujeres debemos tomar Actifemme® Menopausia?

Actifemme® Menopausia está indicado en aquellas mujeres a partir de 45 años.
La menopausia lleva unida un aumento de las posibilidades de sufrir osteoporosis, que hace que los huesos se vuelvan anormalmente delgados, débiles y quebradizos. Las mujeres corren un mayor riesgo de osteoporosis después de la menopausia, debido a los menores niveles de estrógenos.
El aporte de calcio, magnesio, vitamina D y vitamina K contribuyen al mantenimiento de los huesos en condiciones normales y ayudan a reducir el riesgo de padecer osteoporosis.

Las vitaminas B6, C y magnesio ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga, y contribuyen al funcionamiento normal del sistema nervioso. La inulina nutre la microbiota intestinal dañada por los cambios hormonales de la menopausia, y ayuda a regular el intestino de forma natural.

¿Por qué Actifemme® Menopausia es diferente?

Actifemme® Menopausia dispone de una fórmula única y exclusiva, que aporta lo que la mujer necesita en esta etapa de la vida.

Actifemme® Menopausia está compuesto por: isoflavonas de soja, inulina, calcio, vitamina D, vitamina C, vitamina B6, Vitamina K y Magnesio.

Actifemme® Menopausia mejora los niveles de vitaminas y minerales necesarios durante la menopausia y nutre la microbiota intestinal dañada por los cambios hormonales, evitando el estreñimiento.

¿Cómo debo tomar Actifemme® Menopausia?

La dosis diaria recomendada es de 1 comprimido.

¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto Actifemme® Menopausia?

Al entrar en la menopausia, los niveles de estrógenos bajan, alterando el pH intestinal y vaginal. Ese cambio de pH hace que se destruya la microbiota intestinal y vaginal, que es la que permite absorber las isoflavonas de soja y el resto de vitaminas y minerales en el organismo, por lo que nunca podrán llegar a absorberse y ejercer su efecto en el organismo.

Sin embargo, Actifemme® Menopausia tiene Inulina, fibra prebiótica que alimenta y estimula la microbiota intestinal y vaginal de la mujer. De esta manera incrementamos en un 91% la absorción de las isoflavonas de soja, pudiendo notar sus efectos a partir del segundo mes de tratamiento.

En cuanto a los minerales y vitaminas de Actifemme® Menopausia, su absorción es inmediata y comienzan a hacer su efecto en cuanto pasan a sangre.

¿Cuándo puedo empezar a tomar el tratamiento de Actifemme® Menopausia?

Puedes empezar a utilizar Actifemme® RESD3 cuando empieces a notar que los ciclos menstruales dejan de ser regulares y tienes más de 45 años.

¿El tratamiento de Actifemme® Menopausia es efectivo?

Según la publicación Influence of inulin on plasma isoflavone concentrations in healthy postmenopausal women Piazza et al. Publicado en Amercian journal clinical nutrition de 2007.

El uso de inulina en concentraciones determinadas puede llegar a aumentar la absorción en un 91% la Genisteína y un 38% la Daizeína, que son los dos componentes que conforman la Isoflavona de soja.

¿Cuánto tiempo puedo estar tomando Actifemme® Menopausia?

El tiempo de uso de Actifemme® Menopausia puede ser indefinido, ya que va a aportar isoflavonas de soja, vitaminas y minerales que son necesarios a lo largo de la vida de la mujer.

¿Puedo tomar Actifemme® Menopausia junto con medicamentos?

Actifemme® Menopausia no interacciona con ningún medicamento en general, excepto con acenocumarol.

Actifemme® Menopausia tiene Vitamina K, la cual está relacionada con la coagulación y puede variar el INR en personas que estén tomando acenocumarol.

¿Cuál es la composición de Actifemme® Menopausia?

Actifemme® Menopausia está compuesto por: isoflavonas de soja, inulina, calcio, vitamina D, vitamina C, vitamina B6, Vitamina K y Magnesio.

¿Debo tomar Actifemme® Menopausia todos los días?

Para que el efecto de Actifemme® Menopausia sea completo es necesario tomar todos los días un comprimido.

¿Qué sucede si me olvido de tomar Actifemme® Menopausia un día?

No pasa nada, ya que los niveles de isoflavona de soja y de minerales no se verán afectados por perder una toma puntual.

Tratamiento Síntomas de la menopausia:

También te puede interesar (Síntomas dela Menopausia):

¿Necesitas consejo farmacéutico?

SI QUIERO CONSEJO
Actifemme Responde

Nothing found.