El síndrome de Ovarios Poliquísticos, una causa frecuente en la infertilidad femenina

El síndrome de Ovarios Poliquísticos perjudica a la ovulación y dificulta la gestación en un alto porcentaje de mujeres que lo sufren. Pero esto no significa que no logren poder embarazo. Una dieta correcta, ejercicio y régimen farmacológico tienen la posibilidad de calmar los efectos del trastorno.

El síndrome de ovarios poliquísticos es un trastorno que afecta a las mujeres y su capacidad reproductiva, se observan desequilibrios hormonales con la formación de quistes en los ovarios. Esto puede provocar irregularidades menstruales, problemas para concebir y dolor abdominal.

 sindrome-ovarios-poliquisticos-actifemme-salud-mujer-tratamiento

Qué es el síndrome de Ovarios Poliquísticos

El síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) es un trastorno hormonal que afecta a las mujeres en edad reproductiva. Las mujeres con SOP tienen niveles elevados de andrógenos (hormonas masculinas) y presentan unos síntomas típicos como acné, vello facial, ovulación irregular y, a veces, obesidad y los problemas menstruales irregulares o ausentes. Aunque el SOP es un trastorno hormonal benigno, puede llevar a complicaciones como infertilidad o diabetes.

El síndrome de ovarios poliquísticos (SOP) afecta a aproximadamente el 5-10% de las mujeres en edad fértil. Aunque los síntomas del SOP pueden ser muy variados, también se asocia con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, hipertensión arterial y enfermedades del corazón. Por esta razón, es importante que las mujeres con este trastorno reciban atención médica adecuada.

El síndrome de Ovarios Poliquísticos (SOP) perjudica fundamentalmente a la fertilidad de la mujer. Este trastorno es la causa más habitual de irregularidades en la ovulación y puede ocasionar infertilidad en las mujeres que lo sufren. No obstante, esto no significa que las mujeres con SO no logren conseguir un embarazo con el apoyo de tratamientos reproductivos en las situaciones más graves.

Obesidad, bajo control

La obesidad y el síndrome de Ovarios Poliquísticos son dos componentes que por separado se relacionan con la infertilidad. Por consiguiente, si se presentan juntos, las complicaciones para alcanzar un embarazo se multiplican. Adicionalmente, a nivel metabólico el síndrome de Ovarios Poliquísticos sobresale por la resistencia a la insulina y la hiperinsulinemia. Por consiguiente, las mujeres que lo padecen tienen más probabilidades de padecer adversidades en la gestación como la diabetes gestacional. Por ello, el primer consejo antes de buscar embarazo en una mujer con SOP es adelgazar.

Síntomas comunes del síndrome de Ovarios Poliquísticos

Los síntomas más frecuentes del SOP son los siguientes:

Ciclos menstruales no regulares

En un 90% de los casos se producen alteraciones menstruales como la oligomenorrea (menstruaciones poco frecuentes, con ciclos que superan los 45 días).
La amenorrea (ausencia de regla) aparece en un 40% de los casos a causa de una anovulación crónica.

Crecimiento de vello (Hirsutismo)

En mujeres con ovario poliquístico, el hiperandrogenismo (presencia excesiva de andrógenos en la mujer) está presente en un 78 % de los casos, alcanzando una incidencia más elevada si hay sobrepeso.
Se caracteriza por un exceso de vello corporal en la mujer (hirsutismo), acné y alopecia.

Ovarios Multifoliculares

En los casos de síndrome de ovarios poliquísticos, el ovario produce entre 8 y 12 folículos al mismo tiempo, que no maduran y los óvulos no se liberan, es lo que se conoce como anovulación.

Obesidad

Una de las características del síndrome consiste en aparecer en la adolescencia, aunque también puede aparecer más adelante.