La guía sobre las bolas chinas y la salud vaginal

Para fortalecer los músculos de la vagina y del suelo pélvico, puedes recurrir a las bolas chinas. Si no sabes lo que son, en esta guía te vamos a explicar en qué consisten y cómo pueden influir en tu salud vaginal.

kegel-ejercicios-bolas-chinas-actifemme-salud-mujer

¿Qué son las bolas chinas?

Estas son dos esferas unidas por un cordón de extracción que debe quedar fuera de la zona íntima. Ayudan a tonificar los músculos de la vagina con el fin de mejorar la sensibilidad de los orgasmos y prevenir la incontinencia urinaria.

Aunque las medidas pueden variar, suelen ser dos esferas de 3,5 cm de diámetro y 83 gramos. Cuanto más pequeño el diámetro, más esfuerzo resulta retenerla.

Su función es entrenar los músculos de la vagina para mejorar los orgasmos y prevenir la incontinencia urinaria. Esto quiere decir que no solamente se utilizan para la estimulación sexual. También son usadas por mujeres para fortalecer con ejercicios los músculos del suelo pélvico.

¿Cómo funcionan las bolas chinas?

La colocación de las bolas es fácil. Primero, tienes que relajarte para introducir las esferas en el interior de la vagina empujando con el dedo hacia arriba. Debes permitir que el cordón sobresalga en el exterior. Puedes ayudarte con un lubricante a base de agua, nunca de silicona.

¿Cómo son las bolas chinas?

Las bolas chinas tienen a su vez unas pequeñas bolitas, o una sola esfera. Los movimientos rotatorios se activan y se combinan con las contracciones naturales del cuerpo.

¿Qué beneficios aportan las bolas chinas a la salud vaginal?

El entrenamiento con bolas chinas mejora la intensidad del orgasmo. Uno de intensidad media tiene entre 3 y 5 contracciones por minuto, mientras que un orgasmo intenso (logrado con el entrenamiento con las bolas) tiene entre 10 y 15 contracciones de la musculatura pélvica por minuto. Esto significa un aumento considerable del placer sexual.

Te puede interesar   Los ovarios poliquísticos pueden causar infertilidad en la mujer

Hacer ejercicios con las bolas chinas aumenta las contracciones y la intensidad del orgasmo. Además, la tonificación en la zona pélvica previene la incontinencia urinaria.

¿Cómo se colocan las bolas chinas?

Como ya hemos dicho, estas se colocan en el interior de la vagina al empujar el dedo hacia arriba. No tiene ningún misterio. Estas se ponen igual que si fuera un tampón.

¿En qué posición debo utilizarlas?

Para emplear las bolas chinas debes estar de pie. La fuerza de gravedad y su peso hacen que estas intentan descender. El músculo vaginal corrige de forma automática su posición para no dejarlas caer y mantenerlas en el interior.

Puedes usarlas mientras haces las compras o vas de paseo.  Evita utilizarlas mientras haces entrenamiento de alta intensidad, como zumba o running.

¿Cuánto tiempo debo llevar puestas las bolas chinas?

El tiempo de uso debe ser progresivo. Primero, intenta con sesiones entre 15 y 30 minutos hasta que alcances un período de 60 minutos. No sobrepases ese tiempo porque puedes causar dolencias por sobrecarga de los pequeños músculos de la vagina.

¿En qué situaciones se recomiendan las bolas chinas?

En realidad, las bolas chinas son aptas para ser utilizadas por cualquier mujer adulta en cualquier contexto. Como ya te hemos dicho, entre otros beneficios, previene la incontinencia urinaria y potencian la intensidad de los orgasmos. No obstante, hay algunos contextos donde su uso es todavía más aconsejable:

  • Si existe poca o nula sensibilidad vaginal o existen problemas de lubricación.
  • Una vez termines la cuarentena tras el parto.
  • En la perimenopausia y la menopausia.
  • Si padeces de sobrepeso.
  • Si padeces de estreñimiento crónico
  • Si practicas deportes de impacto.
  • Si sueles cargar mucho peso.

bolas-chinas-kegel

5 ejercicios que mejorarán el resultado de las bolas chinas y fortalecerán tu suelo pélvico suelo

Estos son algunos ejercicios de Kegel para fortalecer tu suelo pélvico mientras usas tus bolas chinas. Puedes hacerlos todos los días para prevenir el debilitamiento del suelo pélvico por factores de riesgo como sobrepeso, embarazo y menopausia.

Estos ejercicios son simples, se pueden hacer desde la comodidad de casa. Recuerda introducirte las bolas chinas antes. Anota:

Te puede interesar   Regulación hormonal a través de la dieta antiestrogénica

Ejercicio 1: Aprende a respirar por el abdomen.

Este ejercicio es muy simple. Túmbate sobre una colchoneta bocarriba con un libro voluminoso sobre el abdomen y las palmas apoyadas en el suelo. Solo has de limitarte a inspirar por la nariz y llevar el aire hasta la barriga. Suéltalo poco a poco hasta contraer el abdomen.

Ejercicio 2: Moviliza la zona.

Con algunos puntos en común con el ejemplo anterior. Sigue en la colchoneta pero pon los brazos en cruz y sin el libro. Cuando inspires, levanta las rodillas y gíralas a ambos lados de manera simultánea mientras expulsas el aire.

Ejercicio 3: Elevación de pelvis.

Sigue en una colchoneta o esterilla, pero en este caso te has de colocar de espuma en la base de la espalda. Flexiona las rodillas y mantén las palmas de las manos en el suelo. Lentamente, eleva la pelvis mientras liberas la pelota y aprietas los glúteos y vuelve a bajar hasta la posición inicial. Repite el ejercicio 10 veces.

Ejercicio 4: Contracciones controladas.

Has de ponerte a 4 patas, con las rodillas sobre la esterilla y con los antebrazos apoyados en el suelo. Has de separar las rodillas y que el tronco quede en peso muerto. Has de apretar el abdomen y hacer que la pelvis se contraiga. En esa posición, cuenta hasta 8 y repite el ejercicio otras 10 veces.

Ejercicio 5: Boca abajo

En este caso, túmbate boca abajo con los brazos de forma que tus manos sirvan de soporte a tu cabeza y una pierna flexionada hacía un lado. Aprieta los glúteos hasta que sientas que el vientre no está en contacto con el suelo. Aguanta en esa posición unos segundos y repite 10 veces.

¿Cómo disponer de una salud vaginal de 10?

El uso de las bolas chinas es una práctica saludable, siempre y cuando las mantengas limpias al lavarlas antes y después de su uso. Debes secarlas y guardarlas en su estuche, manteniendo lejos de la humedad y el polvo.

También puedes cuidar tu salud vaginal al tomar el complemento alimenticio Actifemme Óptima. Te ayuda a mantener el equilibrio natural de la microbiota, previene la vaginosis bacteriana y alivia el picor de la zona íntima.

Packaging-OPTIMA-14Además de la higiene, hay que realizar otras prácticas. Por ejemplo, tener una alimentación equilibrada, hacer ejercicios y beber 8 vasos de agua al día pueden ayudar a mejorar la salud integral y la de la vagina.